Google+ Followers

jueves, 26 de septiembre de 2013

WALTER BENJAMIN Y EL PODER POLÍTICO EXPRESADO CON Y POR LA TECNOLOGÍA: MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMO PRIMERA HERRAMIENTA DE DOMINIO



WALTER BENJAMIN Y EL PODER POLÍTICO EXPRESADO CON Y POR LA TECNOLOGÍA: MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMO PRIMERA HERRAMIENTA DE DOMINIO


Walter Benjamin es solamente su seudónimo, su verdadero nombre es Benedix Schönflies, Detlef Holz, nació en Berlín un 15 de julio de 1892 (y fallece en Portbou-España el 27 de septiembre de 1940) en medio de una familia burguesa acomodada  e hijo de un anticuario israelita, y desde niño tuvo una fina sensibilidad que se denota cuando recuerda a su progenitora que le contaba cuentos que se volvieron imperecederos para su posterior filosofía: «el poder de la narración y de la palabra sobre el cuerpo». De ahí se puede entender el vínculo luminoso que él veía entre la tradición y la actualidad y de cómo contando cuentos a la masa vía los medios de comunicación social podía dominarse a pueblos enteros vía la ‘experiencia tecnológica’.

Benjamín estudió en el Friedrich Wilhelm Gymnasium berlinés y luego pasó a una conocida escuela particular de Turingia. Precozmente publica sus primevos ensayos en la revista juvenil Der Anfang. En su juventud fue un radical partidario de la revolución cultural rechazando la enseñanza universitaria.

Siendo universitario se enfrentó a la teoría del formalismo (Wölffin) en sus orígenes y mostró su preocupación por el lenguaje como clave fundamental de la vida misma y escribió: “El hombre se comunica en el lenguaje, no por el lenguaje”. Esta idea será fija en su desarrollo filosófico posterior sistemático ya que EL LENGUAJE DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN de los grupos de poder es el principio del dominio en la actual ‘experiencia tecnológica’.

Fue afecto al idealismo kantiano y a la dialéctica hegeliana, en 1912 sintió el impacto de ser rechazado y marginado por ser judío pero no asumió el sionismo que le presentó Gershom Scholem pero el mesianismo siempre sería su gran compañero. Para 1914 se desanimó de ir a la guerra cuando dos amigos suyos optaron por el suicidio y otras versiones dicen que fue declarado no apto para el servicio militar.

Inicióse sus estudios de filosofía en Berlín y luego en Friburgo, Múnich y Berna. En 1917 contrae nupcias con Dora Pollak y marchó a Suiza para seguir cursos en la Universidad de Berna, donde graduóse en 1919 con una tesis acerca del concepto de crítica artística en el romanticismo alemán (publicada en Berna en 1920). Regresóse a Berlín para intentar trabajar como crítico literario y traductor ya que los rígidos académicos de la Universidad de Frankfurt rechazaron su tesis titulada “El origen de la tragedia alemana” que versa sobre kantismo y platonismo y la crítica del arte en el romanticismo alemán como se anotó. En Berlín entonces pasó muchas dificultades económicas y sentimentales (en 1930 se separa de su esposa), allí traduce los Tableaux parisiens de Baudelaire y preparó el proyecto de una revista (Angelus Novus) que nunca publicó. Para 1922 Hofmannsthal le publicó un ensayo sobre Las afinidades electivas de Goethe.

Su marxismo insurge gracias a la influencia del compositor Ernest Bloch y del reconocido crítico György Luckács, también por la amistad con el literato marxista Bertold Brecht.

Apreciado filósofo y crítico literario y social, también fue traductor y locutor de radio, pero mejor ensayista. Su pensamiento que atrae a muchos contiene Idealismo o Romanticismo alemán, materialismo histórico o marxismo y misticismo judío que combinados en Benjamín produjeron trabajos seductores y muy alabados en materia de teoría estética y Marxismo occidental. Se le vincula con la Escuela de Frankfurt y Jürgen Habermas no oculta el aprecio que le tiene.

Hizo trabajos sobre el ‘mito’ y el ‘drama barroco alemán’ y precisamente ahí sienta sus primeras tesis sobre la ‘alegoría’ donde queda en evidencia su concepto superior de mesianismo vital. Y en ese contexto se define su materialismo exclusivo y excluyente expresando que no sería sionista ni comunista ni fascista y se define naturalista como practicante salvador de la naturaleza que es la vía de expiación de la naturaleza humana, revalora entonces las obras literarias de Marcel Proust y Charles Baudelaire (la traducción de estos autores franceses fue perfecta y ganó lauros por su erudición traductora) por ser ambos observadores penetrantes de la vida. Su reconocido y leído ensayo “La labor del traductor” es uno de los textos teóricos de mayor referente mundial sobre la actividad literaria de la traducción.

Estuvo en Rusia luego de la muerte de su padre era 1926 y escribe su famoso diario confirmando sus posturas políticas aislándose absolutamente. Criticó sañudamente a Hitler y a la teoría fascista y a la izquierda buscando conciliar el marxismo con el judaísmo.

Para 1930 reúne su biblioteca y en 1931 se dice que experimentó con el hachís inspirado en Charles Baudelaire y escribe sobre una tertulia decimonónica que consumía hachís. Se conoce de su intento de suicidio, luego escribiría cuentos. Nunca volvió a Berlín ya que el nazismo lo tenía perseguido y en la mira, en ese contexto se vincula a los líderes de la Escuela de Frankfurt los reconocidos Theodor Adorno y Max Horkheimer (Horkheimer no se sentía satisfecho con el materialismo de Benjamín  toda vez que vinculaba el misticismo con el materialismo histórico sin embargo Horkheimer le facilita su visa a los EE.UU.), de esa época es la vinculación de Benjamín con la escuela de George Bataille.

Se sostiene que Benjamín no tuvo una vinculación estrecha y directa con la Escuela de Frankfurt, sin embargo mantuvo tupida correspondencia con Adorno (y además con Bertolt Brecht quien influyó fuertemente en su concepción estética), no perder de vista que Benjamín recibía financiamiento de la Escuela de Frankfurt y se puede notar el pulso y brillo del marxismo de Brecht y pálidamente la teoría crítica de Adorno así como el misticismo judaico de su amigo de juventud Gershom Scholem en el marxismo (y otros trabajos) de Benjamín: por ejemplo cuando desarrolla su tesis de la filosofía de la historia.

La concepción de Benjamín fue definida como 'utopismo negativo', en un primer momento desde el marxismo y posteriormente en un segundo momento con el espíritu crítico de la Escuela de Fráncfort y precisamente desde esta escuela es que Benjamín analiza la 'subversión de la tecnología' vale decir la fuerte relación con el arte y la cultura y la autonomía de la sociedad es así como sustenta la dirección del desarrollo tecnológico diseñado desde las posiciones de poder donde se acentúa precisamente mucho más el poder mismo, el control y el sentido de la innovación.

También Benjamín aborda los temas de la comunicación y las industrias de la cultura por lo tanto se preocupa de la cultura de masas y la percepción distorsionada, la función social y política de la transmisión mecánica del conocimiento, incluyendo a las modas, el lenguaje, etc. La tecnología entonces predefine el contenido, transformando la cultura vía el cine y otros y prefigurando la pérdida del 'aura', de la experiencia, de la vivencia en la reproducción fotográfica.

La técnica entonces dirige la comunicación, manipula a la masa, convirtiéndola en  instrumento de control de las clases dominantes y paralelamente transforma el discurso. No sólo se transforma la experiencia del conocimiento por la 'experiencia tecnológica', sino que el real valor narrativo de toda historia, la noble percepción cultural del pasado se degrada en el construido y calculado hecho comunicativo de la noticia, de la información, del valor efímero de la reproducción tecnológica comunicativa de masas. La toma de conciencia basada normalmente en la experiencia es sustituida por la inducción calculada de una construcción artificial o virtual de la realidad.

Entonces tenemos que la dimensión temporal de la experiencia narrativa desaparece en el sistema de medios dominados por el poder central de turno, donde prima la instantaneidad de la noticia. El valor de la experiencia colectiva se diluye en la soledad del inducido consumo técnico-informativo o mejor dicho en la inducción dirigida de la 'experiencia tecnológica'.

Fallece angustiado y enfermo en Portbou (montañas catalanas)-España en circunstancias confusas, --cuando refugiados judíos que nuestro autor integraba fueran detenidos por paramilitares franquistas--, ingiriendo morfina, --después de la ocupación nazi en París--, mientras el célebre Theodor Adorno le esperaba en Nueva York y para 1955 apareció la colección en dos tomos de los escritos de Benjamín dirigida por Adorno en calidad de amigo.

Y precisamente sobre este célebre y filósofo marxista Walter Benjamin, escribe Jürgen Habermas connotado miembro de la ya mencionada Escuela de Frankfurt lo siguiente:

“Los cabalistas habían elaborado durante siglos la técnica de la interpretación alegórica antes de que Walter Benjamín redescubriera la alegoría como clave del conocimiento. La alegoría es el concepto polarmente opuesto al de símbolo. Cassirer había entendido como mundo de las formas simbólicas todos los contenidos del mito, de la filosofía, del arte y del lenguaje, contenidos en cuyo espíritu objetivos los hombres comunican entre sí como único lugar en el que pueden existir; pues en la forma simbólica, así creía Cassirer poder decir con Goethe, lo inaprehensible queda hecho realidad, lo inexpresable es traído al lenguaje, y la esencia, al fenómeno. Pero Benjamín nos advierte que todo lo que la historia tiene desde el principio de prematuro, de sufriente y de malogrado, se resiste a quedar expresado en el símbolo y se cierra a la armonía de la forma (pág. 48) clásica. Presentar la historia universal como historia del sufrimiento es algo que sólo puede lograrlo la exposición alegórica. Pues las alegorías son en el terreno del pensamiento lo que las ruinas en el reino de las cosas:
‘Presentar la libertad, la imperfección y la caducidad de la physis sensible y bella era algo que estaba esencialmente vedado al clasicismo. Pero precisamente eso es lo que presenta la alegoría del barroco, bajo el disfraz de su pompa extravagante, con una intensidad insospechada hasta entonces.’
“Ante la mirada formada en la escuela de la alegoría se evapora la inocencia de una filosofía de las formas simbólicas; ante ella queda al descubierto la fragilidad de ese suelo de una cultura de belleza que, supuestamente, Kant y Goethe habían consolidado de una manera definitiva. No es que Benjamín pretendiera abandonar las ideas de aquéllos, pero sí que caló en la ambivalencia de esos ‘valores culturales’ y ‘bienes de la cultura’ (…) En realidad de verdad la historia es la marcha triunfal de los dominadores sobre los que quedan tirados en el suelo:
‘El botín, como se hace siempre, se lleva en la marcha triunfal; se le denomina bienes de la cultura (…) No es nunca un documento de la cultura sin ser a la vez un documento de la barbarie. Y como él no está exento de barbarie, tampoco lo está el proceso de la tradición por el que va pasando de unos a otros.’.” (pág. 49. “I El Idealismo alemán de los filósofos judíos (1961)’  en ‘Perfiles filosófico-políticos’ de Jürgen Habermas, editorial Taurus, versión castellana de Manuel Jiménez Redondo, traducido de la tercera edición alemana, aumentada, España 2000)

Nótese el realismo ostensible de Benjamín en la presente cita pero mezclado sabiamente con el tema de la ‘alegoría’ (procedente de misticismo judío de su formación familiar e intelectual) en el materialismo de su análisis que es perfecto.

Benjamín nos muestra la realidad tal como es y la voluntad de poder y de posesión y de dominio no solo del individuo sediento de más poder sino de los colectivos que apelan a la guerra y a la violencia y a la posesión y que luego su salvajismo y ferocidad sanguinaria la justifican y la ocultan y la embellecen con sus historiadores y artistas y con su nueva cultura dominante, y precisamente la ‘experiencia tecnológica’ es usada a la perfección por el poder dominante central para maquinar y reproducir su ‘aura’ de belleza y hermosura artificial dominante, vía la ‘alegoría’ instantánea, pero sistemática y penetrante intermitentemente que reproducen calculada y racionalmente los medios de comunicación social que necesariamente los poderosos aupados en el gobierno manejan como una necesidad vital y cardinal para poder asegurar sus posiciones de poder; y, para ocultar al máximo en su momento, cualquier barbarie, ferocidad o salvajismo que tengan que cometer para ‘restaurar el principio de autoridad’ o asegurar sus posiciones de poder, Benjamín murió precisamente huyendo del poder punzante, asesino y vengativo como fue el nazismo.

El poder y la política de hoy es ‘experiencia tecnológica’ en todas sus expresiones y variantes y MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL y reproducción de la ideología de poder diariamente vía sus medios como ‘alegoría’ penetrante que domina al ser humano alejado o extrañado de las esferas del poder dominante, por eso ética y moralmente Benjamín propuso  la 'subversión de la tecnología' vale decir el despertar de conciencia de las masas para liberarse del dominio de poder autoritario de los medios de comunicación social y de la tecnología que generan y que dominan y usan por antonomasia las clases dominantes en la actualidad.

Lima, 26 de setiembre del 2013
Jaime Del Castillo Jaramillo
Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 20 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES - Universidad Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
Fundador, ideólogo y Presidente de “Foro Republicano”
http://fororepublicanoperu.blogspot.com
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com
https://www.facebook.com/jdelcastillojaramillo