Google+ Followers

jueves, 12 de septiembre de 2013

Primera República peruana nace sin legislación republicana y con gobierno aristocrático que conservó todas las jerarquías y privilegios coloniales



Primera República peruana nace sin legislación republicana y con gobierno aristocrático que conservó todas las jerarquías y privilegios coloniales
PERÚ: RAÚL PORRAS BARRENECHEA  EL REPUBLICANO BENEMÉRITO QUE NUNCA TUVO PARTIDO POLÍTICO Y NUESTRA HISTORIA DE LA EMANCIPACIÓN Y ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL ALMA NACIONAL


El eterno
 Raúl Porras Barrenechea (1897-1960) (RPB) un encomiable personaje de nuestra cultura e intelectualidad, -(hijo predilecto de la soleada tierra de Pisco en la Región Ica)-, gran obelisco mayor de la historia e historiografía nacional y pivote maestro de la histórica y señera ‘Generación Centenario’ o ‘Generación del Conversatorio Universitario’, -(coevo de José Carlos Mariátegui, Víctor Raúl Haya de la Torre, Jorge Basadre, etc.)-, sigue dictando erudita cátedra con sus lecciones luminosas, con su aplomo académico de altísimo nivel, con un manejo magistral y elegante de su pluma y con profundo contenido y por cierto con la autoridad de maestro de maestros … lo tengo que releer y lo seguiré releyendo, con admiración y con disciplina de discente de y en rigor, para echar luces sobre el tema histórico en el Perú que siempre me resulta interesante y novedoso …


Pero en lo esencial para mí, RPB siempre será un ejemplo en y para la política nacional: Demostró PROBIDAD, CAPACIDAD e INTEGRIDAD y sobre todo CONSECUENCIA POLÍTICA de probanza universal, baste solamente recordar que el PERÚ OFICIAL y muy en especial la CLASE POLÍTICA DOMINANTE lo odió grosera, hosca y chuscamente al final de su vida y no respetó su digna muerte ni lo que representaba tan importante patricio basal de la nacionalidad peruana (murió ostentando el alto cargo de Canciller de la República) y fueron mezquinos absolutamente con un gran hombre que dio e hizo mucho por nuestra amada nación y que fue una antorcha cultural siempre viva hasta la fecha y fue forjador de mentes intelectuales que hasta hoy lo recuerdan y siguen sus elevadas enseñanzas … recordemos porqué …


RPB fue
 Canciller de la República y uno de los mas brillantes, sagaces y capaces que pudo tener la Casa de Torre Tagle y encontrándose muy enfermo, se puede decir de gravedad, fue llamado por su conciencia y por su integridad y por sus altas responsabilidades para con la patria y el escenario internacional y viajó a sentar presencia peruana oficial a la asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA) instalada en Costa Rica, siendo que dicha convocatoria la había solicitado expresamente RPB en su calidad por cierto, de Ministro de Relaciones Exteriores con la exclusiva, expresa y directa decisión firme de defender el derecho del pueblo cubano a escoger su propio sistema de gobierno, siendo que RPB no era comunista ni marxista ni mucho menos, era un hombre honrado y consecuente con su prédica y con sus ideas y formación: EL PRINCIPIO UNIVERSAL DE LA LIBRE DETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS … y por ello siendo Ministro de Relaciones Exteriores de Perú estuvo apoyando a Cuba jurídicamente en lo que le correspondía por derecho internacional público firmemente aceptado universalmente.


Puede verse la conocida foto histórica de aquella memorable sesión de la
 OEA de la referencia, donde RPB está brindando un encendido y bien fundamentado discurso académico y político defendiendo al pueblo cubano y a su costado con la mano en la frente y cabizbajo en señal de abatimiento absoluto su acompañante oficial de Cancillería, como diciendo: '¡¡¡ Dios mío nos enfrentamos a los EE.UU. … el mundo se va a acabar !!!' … pero así era RPB un gigante de la política nacional que muchos no quieren recordar, y a la fecha no hay una gran plaza o una gran avenida con su nombre porque el PERÚ OFICIAL no quiere poner en todo lo alto a uno de los peruanos más ilustres de todos los tiempos, de igual forma el negro manto de la mezquindad recae sobre Manuel Gonzáles Prada otro gigante de la literatura y de la cultura nacional a quien no se le recuerda en ninguna gran plaza o estadio o edificio oficial.


Esa decisión firme y en contra de su propia salud, en contra de su propia delegación diplomática, en contra del mismo presidente de la República, en contra de la clase política dominante, en contra de la manipulada opinión mediática mundial y sobre todo en contra del
 ‘dueño del mundo’ de la época que era EE.UU., le valió su pasaporte directo y sin valijas y muy solapadamente al rincón de los ‘antisistema’, al pozo profundo y negro de los ‘apestados’, al calabozo pestilente de los ‘subversivos’ … y fue silenciosamente escupido, ignorado y relevado de su alto cargo, en suma maltratado por los que se consideraban ‘mayordomos’ obedientes al sistema, los mismos que aplastan y se zurran sobre principios y sobre hombres honestos y honrados y valiosos … RPB fue incorruptible, consecuente, íntegro y valiente: Por eso el silencio ‘oficial’ sobre su memoria hasta la fecha.


Finalmente, recordemos que su entierro fue un claro espectáculo de mezquindad por parte del PERU OFICIAL, no permitieron que su cuerpo fuera velado en su amada casa matriz, donde había formado a tantas generaciones y donde había brindado luz a la cultura nacional y a la historia patria: La
 Universidad Nacional Mayor de San Marcos … fueron sus alumnos que lo apreciaban y lo respetaban y lo admiraban quienes arrebataron a viva fuerza su ataúd y bañados en lágrimas entonando dolor lo llevaron a su última morada. Su memoria no ha sido borrada aún pese a los cobardes esfuerzos del PERÚ OFICIAL … todavía se le menciona obligatoriamente cuando de historia nacional se trata … cuando de comparar a los mejores ministros de Relaciones Exteriores se trata … cuando de señalar a los mejores políticos y parlamentarios peruanos se trata.

Nunca olvidemos a este ejemplar peruano ilustre: RPB fue y es un pétreo obelisco en la política nacional: CONSECUENTE, ÍNTEGRO, INCORRUPTIBLE Y CAPAZ por eso el PERÚ OFICIAL siempre le mezquinará su verdadera valía, veracidad y valentía … por eso los políticos venales y antipatriotas nunca lo bien recordarán porque la obra, la capacidad y la acción de RPB les hará grande sombra … RPB nunca traicionó a su ideología o principios o partido o al pueblo peruano, nunca … como sí lo hicieron muchos otros que se decían y les dicen (y se dicen también a sí mismos) impolutos líderes político-partidocráticos … RPB no necesitó escribir sobre ideología y doctrina política ni formar partido para luego hacer todo lo contrario a lo que se escribe y se pregona políticamente … RPB escribió, enseño y pregonó con el ejemplo, con su erudición sin par y también con la pluma y con su excelente oratoria, que los principios del hombre y del intelectual y del peruano patriota no son negociables y lo hizo con la frente en alto y dando el pecho y con la voz alta, franca y directa.


RPB demostró que en Perú no tener partido político también garantiza que tus ideas, opinión, acción y ética, decencia y dignidad seguirán limpias, serenas, firmes y prestas a servir a la patria en total y abierta oposición a la praxis y motivaciones y objetivos de la partidocracia política maleva de derecha y de izquierda que ha desgraciado a nuestro amado Perú.


El historiador RPB sentó muchos hitos fundamentales en cuanto a historia nacional que es preciso siempre releer, y traigo aquí algunas citas de la obra
 ‘Mito, Tradición e Historia del Perú’ que nos servirán siempre, dicha obra corresponde a un discurso que brindó con ocasión del Cuarto Centenario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en su calidad de Director del Instituto de Historia de dicha Universidad le correspondió dictar la Conferencia de rigor, y fue cardinal dicha conferencia y por cierto de mucha importancia, donde enseñó peruanidad del mas alto nivel, por ejemplo afirmó que:


“La guerra de la emancipación y los primeros años de anarquía subsiguientes a la independencia, impiden el desarrollo de los estudios históricos. La Historia en estos días no se escribe, sino que se hace y se vive. (…) … la contribución peruana es mínima. Sólo puede hallarse prácticamente en dos libros de memorias sobre la Independencia: El de Riva Agüero, publicado bajo el seudónimo de Pruvonena, y el de Francisco Javier Mariátegui, escrito ocasionalmente para refutar a Paz Soldán.”(pag. 65, ‘Mito, Tradición e Historia en el Perú’, editorial siglo XXI, colección ‘Equis X’ Nº 11, 1984, Perú)



Esta importante cita nos pinta de un solo brochazo como tenemos que entender seria, científica y documentalmente la etapa de la emancipación en el Perú (y también la desgracia formativa y espiritual de nuestra primera República que nació sin ciudadanos, que nació sin Nación, sin territorios definidos y con gobierno aristocrático que conservó todas las jerarquía y privilegios y vicios coloniales), toda vez que no hubo científicos historiadores dedicados a ese tema en nuestro medio y como se verá más adelante, fue recién en el siglo XX que aparecen obras que ya se pueden calificar de científicas-históricas, ya que la actitud mental y cienciológica en nuestro país y centros de estudios no era la más recomendable o deseable, por eso afirma con la autoridad que le asiste a RPB lo siguiente:


“Los estudios históricos en todo caso, no pueden prosperar, porque todo el pasado espiritual de los criollos era colonial y español, y aun las propias fuentes para estudiar la historia incaica se hallaban en España. En la realidad política y social perduraban las leyes, las costumbres, los gustos, los vestidos y el estilo de vida españoles. Hasta 1851 rigieron en el Perú las relaciones familiares y los actos civiles, las leyes de las Partidas, el Fuero Juzgo y la Novísima Recopilación.” (pag. 67, Id.)


Esclarecedora, reveladora y luminosa cita del maestro RPB porque eso demuestra que el
 ‘liberalismo’ era nada en nuestro medio nunca existió ni orgánica ni como movimiento revolucionario nunca jamás, salvo algunos románticos y soñadores o aventajados lectores de tal materia, -(mientras que en EE.UU., Francia e Inglaterra el Liberalismo estaba en plena ebullición bulliciosa y sangrienta que impulsó las estentóreas y llameantes revolución independentista EE.UU. y la revolución francesa)-, pero … todo en teoría y en el mundo dorado del ‘Debe Ser’ … y mucha atención a la fecha que parte aguas: 1851 … es la fecha clave, y es a mitad del siglo XIX o sea tres décadas después de supuestamente fundada la República … fue en esos años que recién se aprueba el primer Código Civil en el Perú, y recién comienza la labor de limpiar a nuestro medio de la frondosa y farragosa legislación goda en nuestro escenario político-social y económico-cultural, pero … que no hubo nunca de los jamases limpia de las costumbres, gustos y manías propias de la colonia y el virreinato y esos vicios se arrastraron en mucho hasta el día de hoy como fácilmente se puede comprobar … y atención: Estamos ya en la República … repito, en la República, supuestamente ya éramos ‘independientes’, aquí el movimiento Foro Republicano cree fundamental echar luces sobre nuestros orígenes republicanos para poder solucionar nuestros antiguos problemas de unificación de la nación de estructuración de una legítima representación política, de cancelación de prácticas políticas mafiosas, demagógicas y de lesa patria en general …


La República peruana nace entonces SIN LEGISLACIÓN REPUBLICANA MEDULAR Y DE IMPACTO SOCIAL Y CULTURAL Y POLÍTICO, nace sin ciudadanos, nace sin Nación, nace sin pueblo sino con multitud, nace sin territorios definidos y nace con gobierno aristocrático que conservó todas las jerarquías y privilegios coloniales más sus vicios políticos y administrativos.



Entonces queda claro como era el ambiente social y mental y cultural de la época para el estudio histórico serio de nuestra emancipación, solamente falta agregar un pequeño gran detalle: El que inicia los serios y metodológicos estudios de tal período histórico no fue un peruano sino un historiador chileno, así lo afirma RPB cuando dice:


“La historia de nuestra independencia, que fue el resultado de una acción continental, se escribió, desde ángulos de observación diversos, por argentinos, chilenos y colombianos. El primero en iniciar en el Perú un rastreo histórico directo, interrogando a los testigos sobrevivientes de la etapa revolucionaria, fue el historiador chileno don Benjamín Vicuña Mackenna, en su ‘Historia de la Independencia del Perú’, en la que sirvió tan paladinamente nuestro interés histórico. Vicuña Mackenna reanimó para la historia futura todo el obscuro proceso de las conspiraciones peruanas de la época de Abascal y de Pezuela, y dio derroteros y luces sobre sucesos y personajes que tendrán que investigarse cuando se haga la historia de nuestra emancipación” (pag. 77-78, Id.)


Vital y sólida la anotación del maestro de maestros RPB, porque aquí tenemos la raíz de los estudios de la ‘Independencia’ peruana. Queda claro entonces que la emancipación como hecho histórico no se inicia en el Perú, ello fue una corriente o riada continental, no tuvimos jamás una
 CLASE POLÍTICA BURGUESA LIBERAL o poderosa e influyente que desde la economía o desde el poder político o cultural impulse efectivamente la emancipación, así de simple y de sencillo, no hubo LIBERALES ORGANIZADOS NI MENOS ORGÁNICOS, NO TUVIMOS REVOLUCIONARIOS REPUBLICANOS … no los hubo …


Es más: Queda sentado que los primeros patriotas peruanos (nuestros abuelos), los revolucionarios de la época fueron los que iniciaron la vieja escuela de las conspiraciones en el Perú, -(claro que presionados por el férreo y reaccionario sistema político-ideológico virreinal dominante del españolismo regalista y por la Iglesia católica)-: … Todo en la obscuridad, todo en la ambigüedad, todo en las sombra: es una vieja escuela de la política nacional que todavía pervive y de la cual tenemos que despercudirnos: Acendrado oportunismo, potente desidia, sólida ambigüedad, magistral felonía, astuta conspiración, célebre hipocresía, doctoral cinismo …



Aparece nuestro primer historiador connacional de la emancipación bien reseñado por RPB cuando afirma:


“En el Perú asumió la tarea de historiar la revolución de la independencia, don Mariano Felipe Paz Soldán, erudito, gran investigador y coleccionador de libros, cartas y papeles antiguos referentes al Perú, geógrafo y colaborador político de los gobiernos de Balta y Prado. (…) Pero le faltó espíritu creador e imaginación para animar sus relatos y sus personajes. Es un narrador frío, seco y burocrático, carece de dotes filosóficas y elude por lo general enjuiciar los grandes acontecimientos históricos” (pag. 78, Id.)


Aquí, debemos poner atención a la cuestión del alma nacional que tanto interesó también a don
 Víctor Andrés Belaúnde -(revísese su obra 'Meditaciones peruanas'), toda vez que la precisa crítica que hace don RPB a nuestro historiador independentista Mariano Felipe Paz Soldán puede aplicarse al estudio del alma nacional: ¿Es que acaso en general a la clase política e intelectual peruana no le falta hondura filosófica?, … ¿Es que acaso el burócrata no es un personaje frío y seco que vegeta y poco le importa los altos intereses nacionales?, … ¿Es que acaso no somos expertos en eludir el enjuiciamiento y la crítica en voz alta y en público? …


¿Es que acaso en nuestro medio político no es normal que no exista la polémica y el enfrentamiento ideológico y político cara y cara y en las plazas y en las tribunas? … Nuestro pueblo no es el que sale multitudinariamente a las calles a defender sus derechos y sus sueños como por ejemplo lo hizo el pueblo francés en el siglo XVIII y XIX y quienes formaron heroicas y fulgurantes barricadas y con piedras, palos y rastrillos salieron a combatir y a morir sin temor y fueron abaleados y despezados a cañonazos defendiendo sus aspiraciones y sueños. Es que acaso el pueblo francés multitudinariamente no salió a las calles y plazas a esperar a su líder
 Napoleón Bonaparte para morir con él peleando por sus ideas y aspiraciones cuando los famosos 100 días … eso no se ha visto en nuestro medio por lo menos en lo que a la emancipación corresponde: El colonialismo mental es un atavismo muy fuerte y acerado que todavía pervive en intelectuales, políticos (de derecha y de izquierda) y sociedad en general, salvo meritorias excepciones …



Nuestra alma nacional todavía no se despercude de esos atavismos del colonialismo mental y espiritual, adoramos lo extranjero y despreciamos lo nacional. ¿O también no es cierto que somos clientes de los extremos volitivos?: Porque nos apasionamos rápidamente y nos vamos hacia los extremos y con la misma rapidez regresamos también a nuestra conocida pasividad y desidia … eso es constatable, y muy bien lo grafica RPB cuando afirmó lo siguiente en cuanto a la postura académica que también muestra esa punta de nuestra alma nacional:


“Al  finalizar el siglo XIX, en la ceremonia de apertura de la Universidad, del año 1894, pronunció Javier Prado Ugarteche un discurso titulado ‘Estado Social del Perú durante la dominación española’, que significó una revisión de las instituciones sociales del Virreinato a la luz de las nuevas corrientes históricas y sociológicas. Prado se basa en las mejores fuentes documentales de su época, en los últimos aportes de los eruditos de la Revista Peruana, y en la influencia de historiadores y sociólogos como Taine, Buckle, Le Bon y Spencer. (…) El estudio de Prado vale principalmente por los temas y problemas que removió iniciando la corriente sociológica en la historia peruana … (…) La síntesis del pensamiento de Prado sobre la nación colonizadora es que fue una “raza privilegiada, sin espíritu civilizador, ignorante y codiciosa”. La Emancipación fue la obra de la disolución de un organismo tarado, en cuya dolencia tuvieron influjo las “razas inferiores” que se mezclaron con la española. (…) El estudio de Prado fue y es aún punto de partida de los estudios sobre sociología colonial y etnografía peruana.” (pag. 80-81, Id.)



De esta simple lectura se pueden colegir muchas conclusiones, y es que la objetividad del positivismo científico social europeo del adelantado intelectual y sanmarquino rector
Javier Prado, -(acusado de extremista y demagógico en su época por la gazmoñería académica que nunca falta y que se enseñorea normalmente de las direcciones universitarias)-, señalando nuestros errores, fallos, taras y costumbres socio-culturales debidas en gran parte al dominio absolutamente reaccionario del Coloniaje político y mental que nos trajo España y la Iglesia Católica y que se enseñoreó durante siglos no gustó ni gusta a muchos por una razón sencilla: La Verdad, simple y llanamente la verdad de los hechos históricos probados científicamente … y la verdad siempre es odiada en nuestro medio sobre todo en el campo político.


Solamente recordemos que en el tiempo del Virreynato o también llamada Colonia, el mismo Virrey y su cortesanía o ‘validos’ y/o los miembros de la Real Audiencia y otras autoridades menores tenían una actitud y gesto común cuando llegaban las Leyes Reales directamente de España después de un larguísimo, peligroso y tedioso viaje de ultramar: Leían el chapetón dispositivo legal que contenía por cierto la firma del Rey de España, y luego se colocaban el paquete de leyes sobre la cabeza y danzando lentamente y meneando la cabeza haciendo círculos en el salón de la ocasión decían al unísono y en forma repetida y con ritmo: “SE ACATA, PERO NO SE CUMPLE”, revísese a nuestros mejores historiadores virreinales y se comprobará lo que aquí afirmamos.


Y ahí está también, la punta de la madeja de la corrupción estatal y burocrática y por cierto sistemática y de antiguo, por eso el Perú es uno de los países donde dictamos cátedra en cuanto al dicho popular: “HECHA LA LEY, HECHA LA TRAMPA” por lo tanto, tenemos tradición centenaria de formación de ‘rábulas’, ‘tintas’ y ‘picapleitos’ expertos en ‘sacarle’ la vuelta a la ley, inclusive en nuestro país existen ciertas provincias que se destacan por sus legendarios ‘tintas’ y ‘tinterillos’ todos unos demonios en los litigios decanales y sin ninguna solución de justicia, y en las altas esferas, pues una leve compulsa confirmará y comprobará lo que aquí afirmamos.


Muchos oradores, intelectuales y políticos tuvimos en nuestra patria que trataron de mil formas de justificar el dominio español y eclesiástico, solamente pondré dos ejemplos: El célebre eclesiástico, profesor, político y mejor orador don Bartolomé Herrera y su famoso 
‘Sermón’ de 1846 y su tesis de la ‘Soberanía de la Inteligencia’, y, de otro lado Víctor Andrés Belaúnde que defiende a la Iglesia Católica a todo trance en sus luminosas obras sobre peruanidad … el joven sociólogo, político y catedrático Javier Prado Ugarteche es el revés absoluto de esa visión complaciente y justificadora del dominio español en coyunda con la Iglesia Católica y su copamiento ideológico y doctrinario que nos convirtió en una capilla de dogmáticos y volitivos antes que seres pensantes y racionales, he ahí la razón y la raíz del CAUDILLISMO en el Perú, ese viejo mal de la política nacional que nos hace adorar hasta el delirio a ciertos personajes a quienes se les considera ‘santos’ de la política nacional … el racionalismo no tuvo asiento, ni podio ni morada en nuestra sociedad y menos en nuestra política y eso explica los males presentes de los que hoy nos condolemos.



No olvidemos a otro historiador importante del período de la emancipación peruana y que bien lo precisa don RPB cuando dijo:


“ … emprende también su vasta obra histórica, don Nemesio Vargas, tipo de humanista algo huraño y excéntrico, traductor de Shakespeare y autor en sus años maduros de una ‘Historia del Perú Independiente’, que alcanza a nueve volúmenes. Vargas es desordenado, confuso, pero veraz, original y valiente en sus opiniones.” (pag. 84, Id)



Finalmente el erudito RPB nos dice lo siguiente:

“La renovación trascendental de los estudios históricos conforme a las directivas de la historiografía moderna, correspondió señeramente a José de la Riva Agüero quien surgió en esta Universidad y en este Salón de actos en 1904, con un estudio fundamental sobre nuestra cultura, presentado como tesis de bachiller, que tituló ‘Carácter de la Literatura del Perú Independiente’, y que fue la primera historia literaria, completa y cabal, del Perú republicano. En 1910, Riva Agüero optó el grado de doctor con otra tesis igualmente sustantiva y renovadora, que fue ‘La Historia en el Perú’, primera obra de crítica historiográfica escrita en nuestro medio y que significó una revisión completa de la Historia del Perú” (pag. 84-85, Id.)


Hasta aquí algunos hitos importantes de nuestra historiografía nacional que nos pueden servir para el estudio, la crítica y el conocimiento del período de la emancipación o la Independencia nacional, gracias a la erudición sin par del maestro RPB donde podemos colegir algunas conclusiones valederas: No existió en el siglo XIX estudios científicos-históricos del período de la emancipación y en el siglo XX se pueden iniciar dichos estudios serios recién con
 José de la Riva Agüero; no existió ninguna obra fundamental y clásica de Liberalismo en el Perú que haya servido de luz y de ejemplo y de guía para nuestros revolucionarios o independentistas, por lo tanto, nunca tuvimos doctrinarios ni teóricos del liberalismo peruano destacables.


Por eso Foro Republicano afirma con toda contundencia y razón y probanza que: La primera República peruana nace entonces SIN LEGISLACIÓN REPUBLICANA MEDULAR Y DE IMPACTO SOCIAL Y CULTURAL Y POLÍTICO porque el pueblo nunca participó espiritual ni social ni culturalemnte, nuestra primera República nace entonces sin ciudadanos, nace sin Nación, nace sin pueblo sino con multitud, nace sin territorios definidos y nace con gobierno aristocrático que conservó todas las jerarquías y privilegios coloniales más sus vicios políticos y administrativos, es decir que nunca fuimos ESTADO REPUBLICANO. Por eso es que nuestro movimiento sustenta ir a la II República que reestructure todo lo que hace falta y abrir las válvulas para que emerja nuestro potencial íntegro que nos lleve a ser la potencia de Sudamérica que la partidocracia de derecha y de izquierda no han negado y nos siguen negando con su primer República falsa, fallida, excluyente y entreguista.



Lima, 7 de agosto del 2010

JAIME DEL CASTILLO JARAMILLO
(Corregida y aumentada por el autor el 12/09/2013)
Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 20 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES - Universidad Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
Fundador, ideólogo y Presidente de” Foro Republicano”
http://fororepublicanoperu.blogspot.com
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com