Google+ Followers

jueves, 8 de septiembre de 2016

Armstrong y Hines forjaron el jazz moderno con sus improvisaciones libres. Hines y su piano trompetístico inspirado por Armstrong marcó historia y fue escuela para la pianística jazzística moderna. Historia del Jazz. Parte XVI





Armstrong y Hines forjaron el jazz moderno con sus improvisaciones libres



Hines y su piano trompetístico inspirado por Armstrong marcó historia y fue escuela para la pianística jazzística moderna. Historia del Jazz. Parte XVI



Por:    Jaime Del Castillo Jaramillo




Cuando el gran maestro Louis Armstrong brindaba conciertos en Chicago, acompañado por el conjunto del violinista Carroll Dickerson (1/11/1895 – 9/10/1957), precisamente en esas circunstancias fue que conoció al pianista Earl "Fatha" Hines (Duquesne, de Pensilvania, 28/12/1903 - Oakland, 22/4/1983), de escasos veinticuatro años y el mismo que estaba forjando su buena fama y calidad musical con las blancas y las negras y cuando conoció a Pops, era un perfecto desconocido y simple pianista de grupo.



La dupla Armstrong-Hines en la ciudad de Chicago, será muy fructífera musicalmente, porque hicieron historia de la mejor y más notable y rítmica, en el género del jazz de finales de los años 20’. Se puede decir que con ellos se inicia el jazz moderno, porque abandonan la vieja escuela del jazz de Morton y Oliver, del ragtime y de la estrecha e incómoda faja de música para bailes; donde la improvisación magistral con toda libertad y prodigio, más técnica instrumental depurada, deja escuela imperecedera, que se seguirá en todo el jazz universal después de ellos.



No había cumplido aún 20 años de edad, el joven pianista Hines, cuando recaló en la poderosa ciudad de Chicago. Earl Kenneth Hines nació en medio de una familia negra de clase media acomodada, donde lo que más abundaba era la música. Alboreando su infancia, Hines se interesa en la música y comienza sus estudios; primero, aprendiendo a tocar la trompeta con su padre, el mismo que era capataz en las dársenas del carbón; no solamente eso, el jovencito Hines aprendió a tocar piano con su progenitora. Y su formación musical fue muy amplia y completa, ya que también estudió música clásica. Y como no podía ser de otro modo, también estudió un gran abanico de ritmos y estilos populares, donde se encontraba el blues, el ragtime y el primer stride pianístico.



Hines en su colegio secundario formó un trío, adquiriendo experiencia musical con su grupo, no solamente eso, cuando se establece en Chicago, ya tenía muchos conciertos a cuestas y desarrollados en la ciudad de Pittsburgh en calidad de solista, también con agrupación musical y como pianista de vocalistas.




Fue también, en la bullente ciudad de Pittsburgh donde hacía música el jovencito Hines, que conoció a los pianistas de stride, (al también actor) Luckey Roberts (Filadelfia, Pennsylvania, 7/8/1887 - Nueva York, 5/2/1968), y a James P. Johnson (1/2/1894, New Brunswick, Nueva Jersey – 17/11/1955, Nueva York); no solamente eso, cuando decidió radicarse en la ciudad de Chicago bajo comentario, conoció al legendario Jelly Roll Morton (20/10/1890 – 10/7/1941) y también a Teddy Weatherford (11/10/1903 – 25/4/1945), el mismo que después se iría a la India y quien fuera influenciado  por Hines.




También, en la tantas veces mencionada próspera ciudad de Chicago, el maestro Hines creó su propia agrupación musical y eso fue antes de integrar la banda de Dickerson, con este último hizo giras por carretera, llegando hasta la calurosa California. Fue a su regreso de la gira con el mencionado Dickerson, que en  Chicago se encuentra con Armstrong y ambos importantes músicos harán música, bajo la dirección de Dickerson y también, sin la dirección del mencionado director.




Por si fuera poco, Armstrong y Hines tuvieron su propia sala de baile, pero su empresa conjunta no duraría mucho, ya que a las pocas semanas  dejaron ese negocio, para ganar más dinero seguro, como músicos de grupo.





Pero, los amigos Armstrong y Hines no dejaron de trabajar juntos y para finales de junio de 1928, ingresaron a los estudios de grabación para dar vida a los excepcionales Hot Five, fue ahí que Armstrong se corona de gloria con la introducción solista de solamente doce segundos, en el famoso tema “West End Blues”, la misma que fuera justamente alabada y admirada por muchos años. Hines con su solo de piano, que también dura solamente ciertos compases, marca su sello personal en dicha grabación.




El célebre tema “Weather Bird”, grabado a dúo y magistralmente en forma plástica y absolutamente libre por Hines y Armstrong y apenas unos meses después, es considerado el prototipo del jazz moderno, toda vez que abandonan la vieja escuela de jazz, si es que se compara con la versión de “King Porter Stomp” que grabaran conjuntamente para 1924, los legendarios Jelly Roll Morton y Joe King’ Oliver.




Pero realmente, fue en Chicago donde trasciende el pianista Hines bajo comento y a partir de trabajar musicalmente junto a Satchmo, precisamente, los críticos especializados, clasificarían su arte musical pianístico, como un estilo trompetístico, obviamente que la influencia de  Louis Armstrong fue fortísima.




Hines es considerado como un pianista innovador, que brilló más que ningún otro músico, porque con sus recursos técnico-musicales, llevó al piano de jazz, mucho más allá de las limitaciones  estructurales muy horizontales del ragtime de su tiempo; Hines fue creador de un estilo pianístico más versátil y lineal, y precisamente su estilo, es el que ha sido desarrollado y ha predominado hasta la fecha.




Earl Hines no tenía la técnica sofisticada y armónica del gran pianista Art Tatum (Toledo, de Ohio, 13/10/1909 – Los Ángeles, 5/11/1956); o, la melodía dulce en el piano de Teddy Wilson o Theodore Shaw Wilson (24/11/1912, Austin, Texas – 31/7/1986, New Britain, Connecticut); pero, Hines tenía lo suyo: dominio del ritmo enlazado con fraseo sofisticado; además no eran de poca monta, sus originales juegos y malabares con el compás musical; menos aún eran despreciables, sus ataque percusivos en el teclado blanquinegro, ahí era insuperable y de lejos.



Basta escuchar atentamente, los  momentos más importantísimos de sus solos pianísticos, donde vamos a percibir, como las manos y dedos de Hines cabalgan veloz y nerviosamente sobre su teclado, atacando a veces una frase irregular y desequilibrada y en otras veces, escuchamos una ráfaga de notas agitadísimas, cual si fuera un acribillamiento letal pero armonioso. Y lo más trascendental es que, aparentemente desaparecía el tempo  musical; artificialmente, el compás se suspendía, pero no era así, la fingida anarquía musical, terminaba abruptamente, tal como se inició y otra vez, brillaba nuevamente el swing, como el sol de un esplendente día, sobre todo, bien acompasado de la composición matriz y nuevamente bien fijo, en el ritmo  base y fundamental. Hines nunca perdía el compás en todo momento, aunque su estilo te hacía creer todo lo contrario, era un gran maestro del piano.




El eximio pianista Hines siempre mantuvo su estilo y por muchos años por delante, tan es así, que su big band de los años 40’, fue una perfecta e idónea incubadora para el revolucionario Bop; no solamente eso, con toda la experiencia y solidez de su arte Hines participó en el renacer del jazz tradicional.





Fue un concierto ofrecido en Nueva York en 1964 por Hines (casi al final de su vida), el que lo convenció de presentarse más a menudo en calidad de solista de piano, regresando así, a los viejos tiempos, cuando hacía solos de piano junto al gran maestro Armstrong a finales de los años 20’. Hines sin acompañamiento musical y sin parámetros alguno, demostraba que era un maestro consumado en el arte de las improvisaciones pianísticas de jazz.

(Fin de la décimosexta parte)




Lima, 8 de setiembre del 2016

Jaime Del Castillo Jaramillo

Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 25 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES – Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
http://fororepublicanoperu.blogspot.com
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com
https://www.facebook.com/jdelcastillojaramillo