Google+ Followers

sábado, 20 de agosto de 2016

Músicos blancos nunca pudieron sonar el Jazz del músico negro. Nueva Orleans fue la cuna del Jazz, pero sus mejores hijos migraron a Chicago, donde hicieron historia y escuela jazzística. Historia del Jazz. Parte XI





Músicos blancos nunca pudieron sonar el Jazz del músico negro

Nueva Orleans fue la cuna del Jazz, pero sus mejores hijos migraron a Chicago, donde hicieron historia y escuela jazzística. Historia del Jazz. Parte XI





Por:    Jaime Del Castillo Jaramillo






El buen jazz de Nueva Orleans por su propio peso y novedad y originalidad y como no podía ser de otro modo, fue llevado de su ciudad original a la poderosa ciudad norteña de Chicago, donde cogió otros aires, emociones, conocimientos y proyecciones. De tal forma que para los alegres años 20’ la meca del jazz mundial estaba en el norte de los Estados Unidos, desplazando obviamente a la ciudad matriz Nueva Orleans.





Los músicos de Nueva Orleans ya habían estado migrando y derramando su arte en el Jazz en otras ciudades, recordemos el célebre caso del legendario Jelly Roll Morton  (20/10/1890, Nueva Orleans, Luisiana – 10/7/1941, Los Ángeles, California), quien se fue de Nueva Orleans para 1908, o el gran Freddie Keppard (27/2/1890, Nueva Orleans, Luisiana – 15/7/1933, Chicago, Illinois), quien se fue para 1914 aproximadamente, o el maestro Sidney Bechet quien se mudó para 1916, o Jimmie Noone  (23/4/1895 – 19/4/1944) quien emigró en 1917, o el maestro de maestros King Oliver (19/12/1881, Aben, Louisiana – 10/4/1938, Savannah, Georgia) quien se fue para 1918, o Kid Ory (25/12/1886, Laplace, Luisiana – 23/1/1973, Honolulu, Hawái), quien abandona su ciudad para 1919, o Johnny Dodds (12/4/1892, Nueva Orleans, Luisiana – 8/8/1940) emigrado también en ese mismo año, o Warren Baby” Dodds (24/12/1898 New Orleans, Louisiana -  14/2/1959 Chicago, Illinois) que cogió maletas para 1921 y como no olvidar al histórico y universal Louis Armstrong (4/8/1901 Nueva Orleans, Luisiana – 6/7/1971 Queens, Nueva York) quien también dejó su Nueva Orleans querida para 1922.




Aunada a esa migración de maestros músicos de Jazz, --arriba mencionada--, es bueno y oportuno consignar que, entre los años 1916 y 1919, se verificó masiva diáspora de más de medio millón de norteamericanos negros, que dejaron el sur de los Estados Unidos y migraron a ciudades más tolerantes con su raza, su ruta señalada era el norte de la gran nación norteamericana; no solamente eso, al iniciarse los locos años veinte, la migración negra del sur al norte, aumentó a más de un millón de viajeros, a este fenómeno social y demográfico, se le denominó como la Gran Migración y comprendió a la población negra estadounidense de toda clase y posición social, incluyéndose desde galenos hasta letrados de todo orden y por cierto, los músicos estuvieron en primera fila de esa gran migración, junto a todo tipo de artesanos y líderes religiosos y mano de obra en general.




Pero no solamente los músicos de raza negra migraron, también lo hicieron los músicos de raza blanca de Nueva Orleans, siendo que la mayoría escogió la ciudad de Chicago durante este período, aunque la motivación del músico blanco era principalmente, aprovechar la bonanza económica y facilidades de todo tipo, que ofrecía la ciudad norteña en mención.





Tal y como lo habíamos consignado en otro envío o capítulo anterior, con la famosa  Original Dixieland Jazz Band, se verificó que por el terrible factor del racismo o discriminación racial, los músicos blancos tenían más facilidad para atraer y poder grabar su música con las compañías discográficas, así fue y está probado documentalmente, esa práctica empezó a cambiar cuando aparecieron los pioneros race records o mejor dicho, las primeras grabaciones de músicos de raza negra, las mismas que obtuvieron inmediata popularidad, este fenómeno musical, social y cultural abrió los ojos y los oídos de los inversionistas dueños de la industria discográfica o disquera e inmediatamente quisieron sacar provecho del prometedor mercado potencial de los músicos de raza negra, tan excepcionales y sobre todo, queridos por el público consumidor.






El odio racial y el segregacionismo fue una práctica maldita y perversa e inhumana, que generaba controversias y discordias y sumas injusticias en el mundo de la música del Jazz, tan es así que, después de grabarse en Chicago las primevas grabaciones con músicos negros, ello permitió que también grabasen para disqueras, agrupaciones musicales racialmente mixtas, pero aun así, el odio racial no disminuyó ni cedió.





Recordemos aquí y oportunamente, la unión musical entre el legendario Jelly Roll Morton y los New Orleans Rhythm Kings, conocida agrupación de músicos blancos procedentes de Louisiana, quienes también se mudaron a Chicago, esta fue la primera sesión musical multirracial en la historia del jazz de Chicago.




Los Rhythm Kings ya habían grabado su elegante música para agosto de 1922 y también en marzo de 1923, pero para el mes de julio de ese mismo año, contrataron al genial maestro de leyenda Jelly Roll Morton a fin que ejecute su maravilloso piano y para que realice sus aplaudidas composiciones; lo cierto es que contrataron al inmenso Morton, porque los  músicos blancos de Rhythm Kings por más que se esforzaban en imitar el jazz de los músicos negros de Nueva Orleans, no podían obtener el sonido original, ello lo reconoció, el mismo Paul Mares       (15/6/1900 Nueva Orleans, Luisiana -      18/8/1949) el célebre organizador de dicha agrupación musical de jazz de hombres blancos, tal como se ha dicho.


 (Fin de la décimoprimera parte)



Lima, 18  de agosto del 2016

Jaime Del Castillo Jaramillo

Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 25 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES – Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
http://fororepublicanoperu.blogspot.com
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com
https://www.facebook.com/jdelcastillojaramillo