Google+ Followers

viernes, 26 de agosto de 2016

De tumbo en tumbo cava su tumba el ministro del interior Carlos Basombrío. Pelearse con el experimentado General PNP ® Remigio Hernani y acusar sin pruebas a supuesto ‘Escuadrón de la muerte’ policial, demuestra que no está capacitado para el cargo y que seguirá haciendo el ridículo


De tumbo en tumbo cava su tumba el ministro del interior Carlos Basombrío. Pelearse con el experimentado General PNP ® Remigio Hernani y acusar sin pruebas a supuesto ‘Escuadrón de la muerte’ policial, demuestra que no está capacitado para el cargo y que seguirá haciendo el ridículo. Mi artículo en el portal madrileño @Neupic para el mundo

https://neupic.com/articles/de-tumbo-en-tumbo-cava-su-tumba-el-ministro-carlos-basombrio

De tumbo en tumbo cava su tumba el ministro Carlos Basombrío

Pelearse con Remigio Hernani y acusar sin pruebas a supuesto ‘Escuadrón de la muerte’ policial, demuestra que no está capacitado para el cargo y que seguirá haciendo el ridículo




Nada de política parece que sabe, conoce y ejerce, el ministro del interior Carlos Basombrío (CB), así lo denotan diáfanamente, sus últimas apariciones y declaraciones públicas y oficiales, -- (no solamente es ese ministro, sus pares también están declarando y desdibujándose cada día más, con cada posición torpe y desubicada)--.



Es increíble que un supuesto intelectual, periodista y dizque experto en materia de seguridad y ahora ministro del interior, como es el caso del aludido CB, caiga tan torpemente en el viejo expediente del ‘Escuadrón de la muerte’ policial.



Para empezar, ese tema del supuesto ‘Escuadrón de la muerte’ policial, no nació en el gobierno de PPK, sino que la denuncia y las investigaciones pertinentes, se incoaron en el gobierno anterior del presidente OHT, por lo tanto, la lógica y el sentido común político elemental, aconsejan que el nuevo gobierno no tenía por qué tomar cartas en el asunto, con el ardor y el hincapié y el brío, que ha mostrado y demostrado el ministro del interior de PPK y bajo comento. Vale decir, las investigaciones tenían que seguir su curso, siendo la fiscalía y el poder judicial el que establecería las responsabilidades penales y administrativas de acuerdo a ley.



Si el rédito político para el gobierno de PPK y en específico, para el ministro CB en mención, fuese alto y palpable e inmediato, con este tema bajo comento del ‘Escuadrón de la muerte’ policial, pues, se justificaría y se comprendería el interés de CB de ‘comprarse’ pleito ajeno, pero la cruda y dura realidad indica que es todo lo contrario, ese tema del ‘Escuadrón de la  muerte’ policial, no le ha traído ningún rédito político a PPK, sino todo lo contrario; y es que la opinión pública está muy de acuerdo en combatir a la creciente delincuencia al precio que sea, por lo tanto, la frialdad, desinterés y el desentendimiento públicos, con respecto al manido tema del supuesto ‘Escuadrón de la muerte’ policial, se entiende fácilmente: el pueblo se alegra soterradamente, que hayan eliminado a delincuentes y los aparten de su camino y de su vida, por eso es que no les interesa el tema.



Todo indica que el ministro CB ha elegido una cáfila de ineptos y alborotados e incompetentes, como sus asesores ministeriales, los mismos que lo han llevado directo y sin escalas, al fango negro del descrédito, la nadería y la vergüenza mayúscula con ese turbio y resbaloso expediente en mención, del ‘Escuadrón de la muerte’ policial. Y es que no se puede acusar sin pruebas, aquí y en la China y en la Cochinchina. Si esa regla elemental, no la conoce el ministro CB y sus ‘geniales’ asesores, pues entonces toda la ciudadanía corre peligro con tal laya de ministro del interior, que nos ha endilgado el presidente PPK.



La regla elemental y mínima de todo ministro del interior, es convertirse en líder de su sector y no en su verdugo o perseguidor o tirano, de y en su sector ministerial. Es simple razonamiento político de sentido común, sin embargo, el tantas veces mencionado ministro CB, ha elegido el camino de abrojos, ha escogido la tenebrosa ruta del crujir de dientes, al enajenarse inmediatamente, el apoyo del contingente policial, que es la base fuerte y sólida en su sector. Ni un aprendiz de política, hubiese hecho eso  jamás. Es torpe, es inaudito, es insólito, lo que ha hecho el jefe de la cartera del MININTER bajo comentario.



Obviamente, que CB, titular de la cartera más problemática y en mención, tendrá que atenerse a las consecuencias políticas que sobrevendrán en breve; obviamente que el sector policial ya no lo ve como un hombre de confianza y capacitado e idóneo, para las arduas y delicadas labores que concita y requiere su siempre problemático sector ministerial. No solamente se ha disparado a los pies y con alegría y ligereza, también y al mismo tiempo, se ha puesto la soga al cuello el flamante ministro del interior CB. De hecho, que el presidente PPK ya tomó y anotó, el nombre de su ministro del interior bajo comentario, en su temible lista negra y como el que encabeza la lista de ministros-fusibles que tendrá que salir del cargo en cuanta calva oportunidad se presente.


Les advertí en otro artículo y que corre por ante este mismo portal, que las mafias policiales, --(las más antiguas son las apristas y fujimontesinistas, entre otras)--, ya habían penetrado palacio de gobierno del flamante presidente PPK y que ya estaban actuando eficazmente para proteger sus negros, torcidos y millonarios intereses. Precisamente, el tema del manido expediente del ‘Escuadrón de la muerte’ policial, es un pretexto para desgraciar a policías en conflicto y en bandos, disputas o celos.




Precisamente, el alejamiento prematuro del conocido  general (r) Remigio Hernani http://diariocorreo.pe/politica/remigio-hernani-llama-soberbio-a-ministro-carlos-basombrio-692915/, del entorno ministerial de CB, a pesar que el mencionado Hernani apoyó la candidatura de PPK en las últimas elecciones generales nacionales 2016, indican a todas luces que CB no es el hombre que el Perú necesita en tan importantísima cartera ministerial; no solamente eso: bloquear, censurar, apartar y ningunear a tan importante personaje policial y político como es el mencionado Remigio Hernani, indica que las mafias policiales, no quieren tener cerca a personajes que los conozcan bien y que además sabe bien y con experiencia de comando, cómo bloquear, dividir, desmembrar y diluir a mafias policiales al interno; obviamente, que al ministro CB, ya le tomaron el pelo, el pulso y la palabra, las susodichas mafias policiales.



Lo mejor, lo más aconsejable y lo más práctico, es que el ministro CB sea relevado del cargo, esperemos que PPK piense lo mismo. Lo dejo ahí