Google+ Followers

martes, 26 de mayo de 2015

Adalberto Santiago, el gran cantante que vio nacer a la ‘Salsa-monopolio-mediocre’ de FANIA de los 70’, y el que dijo que los puertorriqueños no son salseros




Adalberto Santiago, el gran cantante que vio nacer a la ‘Salsa-monopolio-mediocre’ de FANIA de los 70’, y el que dijo que los puertorriqueños no son salseros




Adalberto Santiago, nació un 23 de abril de 1937, en el barrio Pozas, de Ciales, en Puerto Rico,  y de cuna humilde, su padre fue músico empírico, y nunca quiso que su hijo Adalberto se incline por la música, pero la vocación del joven Adalberto fue más fuerte, y se apasionaba por la música de su pueblo como la bomba, la plena, el aguinaldo, y cuando estuvo en San Juan se une a un trío de cantantes con guitarra, y se presenta ante su padre y cuando lo ve actuar su progenitor, se convence que esa era la vocación y pasión de su hijo Adalberto.


Nuestro personaje central, participó en cuanto conjunto musical lo aceptase, hasta llegar a la agrupación ‘Los Jóvenes del Merengue’ quienes ganan un concurso de aficionados en 1955, llamada ‘Tribuna del Arte’. De esos concursos salieron grandes personajes como Bobby Capó, Carmita Jiménez, Felipe Rodríguez, y muchos otros, y lo dirigía don Rafael Quiñonez Vidal, en Puerto Rico.


Para 1956, viaja profesionalmente por primera vez a New York como ‘el Elvis Presley puertorriqueño’ porque bailaba y cantaba con la guitarra, en plena fiebre por el gran ídolo juvenil norteamericano, --(Elvis Presley, el fenómeno artístico norteamericano de los 50 y 60’, le debe al blues su fama, al jazz y al rock, por eso afirmo en mis programas radiales “Salsa con Causa” por Mambo Inn Radio, que sino conoces Jazz no puedes entender, ni comprender, ni dar razón con propiedad de la Salsa, toda vez que la SALSA como nombre-etiqueta de los géneros musicales cubanos, nace en New York, y New York es la capital central del mejor Jazz norteamericano y mundial, y que influyó directamente en la música cubana ahí en New York, donde nace también el Latin Jazz con Chano Pozo, Machito, Graciela, Mario Bauzá y Cal Tjader como padres directos de ese nuevo género musical)--, y se presentaron en la capital del mundo, en teatros y clubes nocturnos, con el grupo de ‘Chuito Velez y su superorquesta’ los mismos que graban el LP ‘Si Pancha Plancha’, y la música que tocaban, era bomba y plena.


‘Chuito Velez y su superorquesta’ con Adalberto Santiago o ‘el Elvis Presley puertorriqueño’ se presentaron en el Teatro Puerto Rico, donde alternaron con Marco Antonio Muñiz, los Tres Ases, Lucecita Benitez, Cuarteto Los Hispanos, y otros.


Chuito Velez es muy recordado como pachanguero, y no debemos de pasar por alto, que Adalberto Santiago tocó el bajo con dicha orquesta, por once años, tocaba el bajo y cantaba. Adalberto aprendió a tocar guitarra de jovencito, y el bajo lo aprendió a tocar empíricamente. Es decir que, Adalberto Santiago hacía la misma labor de Oscar D’León en Venezuela, el de cantar y tocar el bajo, pero en Puerto Rico y luego en New York.


‘Chuito Velez y su superorquesta’ con Adalberto Santiago o ‘el Elvis Presley puertorriqueño’  grabaron tres placas, que fueron bien recibidas en Centro y Sudamérica. Y ya tocaban de todo, ya que la orquesta tenía dos cantantes: Adalberto tocaba el bajo y la guitarra, el otro cantante hacía los boleros y Adalberto cantaba las guarachas; también hacían merengue, guaracha, paso doble, danzón, y otros ritmos cubanos y boricuas.


Chuito Velez con Adalberto Santiago, regresan a Puerto Rico, y el joven Adalberto se preocupa en terminar sus estudios secundarios. Luego regresa a la gran manzana para el 57’, pero vuelve a su borinquen, y fue recién en 1959 que decide radicarse en la capital del mundo, nuestro personaje central de la referencia.


Para 1959, Adalberto Santiago ya estaba radicado en la gran manzana, y cantando tres días a la semana, en el famoso local ‘Caborojeño’ en la orquesta de planta, con ‘Chuito Velez y su superorquesta’, pero a la vez que cantaba con la orquesta de Chuito, pues nuestro Adalberto también cantaba con otras agrupaciones musicales, era inquieto, y así fue que grabó con Willie Rodríguez, con Willie Rosario, hizo de solista, etc.


Con el famoso trompetista Willie Rodríguez graba el LP ‘Heat Wave’ donde canta dos temas, y para la placa ‘Colorín Colorado’.


Es importante consignar aquí, que, en ese tiempo Ricardo Ray y Bobby Cruz eran artistas del sello Fonseca, y por lo tanto la orquesta de Ricardo Ray y Bobby Cruz, fue usada para grabar el LP de Willie Rodríguez, con Adalberto Santiago cantando, estamos a los inicios de los años 60’.


Adalberto Santiago, nunca fue parte de la orquesta de Willie Rosario, solamente cantó y grabó con dicha orquesta algunos temas. Aunque sí es cierto, que el primer viaje que hace fuera de New York como cantante profesional, es hacia Venezuela en 1966 y con la orquesta de Willie Rosario, y se presentaron en el local ‘Barnum’, pero fue como cantante contratado, (ya no como bajista), no como parte de la orquesta de Mr. Afinque.


Cuando Adalberto Santiago, --que ya estaba radicado en la gran manzana--, regresa de Venezuela, seguía cantando tres días a la semana, en el famoso local ‘Caborojeño’ en la orquesta de planta, con ‘Chuito Velez y su superorquesta’, y fue en ese escenario que lo contactaron, el joven timbalero cubano Orestes Vilató, y el trompetista Roberto Rodríguez para que se integre a la banda musical de Ray Barreto, era 1966.


Al conguero Ray Barreto se le había ido su cantante Manny Román, quien era irresponsable por su problema de alcoholismo, y al buscar el reemplazo, pensaron en Adalberto Santiago, con el cual ya habían alternado con sus propias orquestas, los domingos en el mencionado local ‘Caborojeño’. Para ese tiempo Ray Barreto, ya tenía el formato musical de trompeta, trombón y mantenía los violines, era el tiempo de su éxito ‘Happy Birthay Everybody’, era la época del famoso estribillo ‘negro congo tú tienes bilongo’ con el sello United Artists.


Es cuando Adalberto Santiago ya estaba en FANIA, que graban la famosa primera placa con Ray Barreto ‘Latino con Soul’, y luego viene ‘Acid’ que contiene el hit ‘Sola te dejaré’ que tuvo mucha fortuna en Venezuela. Recordemos que en ese tiempo FANIA le daba más importancia a los temas americanos, y el tema latino: ‘Sola te dejaré’, tenía que destacar en dicha placa del ‘manos duras’. Luego vienen otros LPs, no menos exitosos como ‘Hard Hands’, ‘Power’, ‘Together’, ‘The Message’, y ‘Que viva la música’ siempre con Adalberto como cantante principal y la orquesta de Ray Barreto.


En ese contexto, es que graban el hit ‘Quítate la máscara’, que fue dirigida centralmente por Ray Barreto hacia Tito Puente, como misil candente.


Esa fue la época también, en que se forma la argolla ‘FANIA’ alrededor de la recién creada disquera FANIA, y quienes a punta y maña y puño de monopolio disquero, radial y publicitario, aplastarán a los demás, y escupirán a los dioses y genios y maestros gigantes que hicieron la ‘Salsa de Oro’ que duró de los 40’ a los 60’. Ese fue el momento en que FANIA se preocupó no en la calidad del cantante, ni del músico, sino en la hedonista amistad, en la maleva argolla, y en la cínica complicidad. Ese fue el momento también en que muere la SALSA DE ORO que vino desde los 40’ hasta los 60’. Ese fue el momento en que nace para el mundo la tiranía, el abuso y la matonería de la SALSA-MONOPOLIO-MEDIOCRE de los 70’ con FANIA. Y Adalberto Santiago estará en el ojo de la tormenta, y será testigo de excepción.


Lo cierto es que las ‘Estrellas’ FANIA se formaron con el alegre junte, de tres orquestas, de tres amigos y socios: 1) Ray Barreto (evidentemente mediocre, si lo comparas con el gran maestro Mongo Santamaría o con Patato Valdés o con Cándido Camero o con Armando Peraza, y que estaban en giro musical y en la orilla opuesta) y con ‘Manos duras’, ingresan por argolla: Adalberto Santiago, Orestes Vilató (estos dos, serán luego sacados o relegados a segundones por intereses de mafia y nunca por su calidad artística, porque evidentemente que Adalberto Santiago tenía mejor voz y trayectoria que el mismo Héctor Lavoe que vendría mucho después, y el timbalero cubano Orestes Vilató quien largamente era mucho mejor que Nicky Marrero  y quien fuera su reemplazo), y el trompetista Roberto Rodríguez (evidentemente que Roberto Rodríguez, nunca se podría comparar con el maestro de maestros cubano Alfredo ‘Chocolate’ Armenteros, o Tony Pabón y otros, que estaban en giro musical y en la orilla opuesta); 2) Johnny Pacheco que era el dueño y fundador de FANIA, solamente llevó a su cantante y compadre: Pete ‘El Conde’ Rodríguez; 3) Larry Harlow, el pianista judío, apadrinado por su paisano judío Jerry Masucci, el abogado y dueño de la disquera FANIA, y además era la materia gris, era el estratega comercial malevo y maquiavélico de FANIA, la presencia judía tenía que ser fuerte y dura ahí, y huelgan los comentarios sobre las razones y causas, y con Larry Harlow entraron a la argolla, Larry Spencer e Ismael Miranda (con voz nasal y chillona y mediocre), pues ese junte, es el que se presentó en el Red Garter.


FANIA en el ‘Red Garter’, ahí está en la historia y debidamente documentado. Y esa presentación fue mediocre de mediocres. Ahora que lo analizamos con frialdad, fue una presentación de simple Jam Session de muy mala calidad, de bajísima calidad. Y lo del Cheetah, corre la misma suerte. Pruebas son pruebas, y está debidamente documentado.


Para la presentación de FANIA en el Yankee Stadium de 1973, nuestro Adalberto Santiago canta, pero con la Típica 73’ y apoya a Mongo Santamaría que también se presentó antes de la salida de las ‘estrellas’ FANIA, Adalberto Santiago nunca cantó con FANIA en ese evento.


Adalberto Santiago, ni sabía de los planes maquiavélicos de FANIA con el perverso cerebro del judío Jerry Massuci, y Johnny Pacheco, esos eventos fueron filmados, y es que Jerry Massuci quería aplicar el sistema de marketing de Hollywood, quería llevar al cine esa presentación y hacerla de masificación mundial, --(se copió del famoso evento masivo rockero ‘Woodstock’ de los años 60’ y que fue todo un éxito universal, porque en ese tiempo, la juventud norteamericana rechazaba a su gobierno, ya sea por el racismo, ya sea por el bloqueo a Cuba, ya sea por la guerra de Vietnam, etc.)--, Jerry Massuci quería sorprender a los incautos con sus ‘estrellitas’, y así fue, las masas confundieron cine con calidad, película con calidad, y lo que les vendieron fue una junta de músicos mediocres, si los comparamos con los verdaderos maestros, genios y dioses de la salsa de oro, que duró del 40’ al 60’, y que muchos estaban vivos y en giro musical en ese momento, tales como: Machito, Graciela, Joey Pastrana, Johnny Colón, Charlie Palmieri, Bauzá, Tito Rodríguez, Tito Puente, y muchos otros.


Jerry Massuci, se interesó más, por la publicidad y por los ingenieros de sonido: Jon Fausty e Irving Greenbaum, etc., (eso está mucho más que probado y documentado), antes que por la calidad de los cantantes y músicos, Jerry Massucci solo quería  vender y hacer dinero, y utiliza la manipulación mediática colectiva, como lo hacían las grandes empresas comerciales de la época y utilizando a científicos sociales del momento, como por ejemplo los sicólogos sociales y sociólogos conductistas, que trabajaban al servicio de las grandes corporaciones comerciales, las mismas que querían vender masivamente y al costo que sea. Jerry Massucci no sabía nada de nada de música, era un perfecto ignorante, solamente quería dinero, y vender sus productos a la mala, engañando, estafando, boicoteando, monopolizando y soslayando a los verdaderos maestros y genios y dioses de la salsa, que estaban a su costado pero en la otra acera.


La desgracia de Adalberto Santiago viene, cuando deja a Ray Barreto junto con otros cuatro músicos más: Dave Pérez, Orestes Vilató y René López, y comenzaron a tocar en locales pequeños, luego crean a la Típica 73’, y luego por discrepancias de liderazgo con Jhonny ‘Dandy’ Rodríguez, se separa de este último grupo musical mencionado, y con el timbalero Orestes Vilató forman Los Kimbos, pero luego también discrepa con Orestes Vilató por el mismo motivo, y abandona al grupo aludido: Los Kimbos.


Cuando Adalberto Santiago y Orestes Vilató abandonan a Ray Barreto, ya estaban en FANIA, y al quedar dolido ‘manos duras’ porque le desbarataron su banda musical, pues la venganza fue, sacar al gran timbalero cubano Orestes Vilató y también al gran Adalberto Santiago de las ‘ESTRELLAS FANIA’, si bien es cierto que Adalberto Santiago regresa a FANIA lo cierto es, que nunca lo apoyaron como cantante principal y como solista FANIA-STAR, muy a pesar que la voz de Adalberto Santiago era inmensamente superior a la de Héctor Lavoe, incluyendo su rica trayectoria y sus éxitos musicales ostensibles y comercialmente buenos. Igual fue el caso de Orestes Vilató.


Con Orestes Vilató y Adalberto Santiago se arma la Típica 73’, también con Johnny ‘Dandy’ Rodríguez y René López, pero previamente empezaron haciendo Jam Session los lunes, y el público los aplaudía, y es que la afición y pasión por el Jazz de Ray Barreto, permitía que sus músicos se aparten de él en la dirección opuesta para hacer música cubana, mientras Barreto seguía su pasión y debilidad por el Jazz. Y, de lunes, crecieron en público y aceptación y tomaron el martes, y luego el miércoles y jueves, con diez bailes a la semana y hasta 40 bailes al mes, y ahí deciden hacer Típica 73’.


Para el crecimiento de Típica 73’ se dividían el trabajo: Adalberto Santiago se dedicaba a conseguir contratos en los locales latinos, Johnny ‘Dandy’ Rodríguez en los locales anglosajones, Joe Manozzi arreglaba, Orestes Vilató buscaba números, es decir, todos apoyaban. Y usaron violín con el cubano Alfredo de la Fé, y usaban el tres con Nelson Gonzáles (aunque ellos llegaron cuando Adalberto ya se había ido); Joe Manozzi (también tocaba piano, flauta y arreglaba) y René López eran los metales de planta, y Orestes Vilató tocaba tanto el bongó como el timbal a la vez, y con ello ya tenían una charanga y a la vez conjunto. Leopoldo Pineda que tocaba el trombón, vino de República Dominicana, y estuvo también con la orquesta de Larry Harlow, antes de integrarse a Típica 73’.


Recordemos que la Típica 73’ con Adalberto Santiago graba tres placas, y la influencia cubana sobre ellos fue muy fuerte, copiaron a Irakere y a Los Van Van de Cuba, el músico Joe Manozzi como era flautista también, había estudiado profundamente al gran Arcaño el flautista de la legendaria orquesta Aragón de Cuba, y se sabían muy bien los números de la antigua y nueva música cubana, no fue casualidad entonces, que en el último álbum que graba Adalberto con la Típica 73’, se incluya el tema ‘La Candela’, como tema experimental, que ya había hecho Juan Formell con los Van Van, inclusive entraron a la onda areito cubana. No fue casualidad entonces, que su gran éxito musical ‘Xiomara’, grabado por ellos, la Típica 73’, sea un previo tema ícono, que la revolucionaria Irakere de Chucho Valdés de Cuba, había grabado e impuesto para admiración del mundo.


La desgracia de Típica 73’ se da por los celos profesionales, como sentimiento humano inferior, pero que es un factor ínsito y natural, y es que los empresarios, siempre anunciaban para el lleno en sus bailes y en sus bolsillos, a la “orquesta de Adalberto Santiago: la Típica 73’”, y fue peor, cuando reclamaron los músicos de dicha agrupación, por ese detalle comercial, y muchos empresarios les espetaron que ellos anunciaban como se les dé la gana, porque anunciando así ganaban dinero, toda vez que era Adalberto Santiago el que ya tenía cartel y nombre comercial, con los éxitos musicales ya logrados con Ray Barreto.


Luego de la separación, la Típica 73’, --sin Adalberto Santiago--, modificó su formato musical, y ahí si, fue que entraron el cubano Alfredo de la Fé con su violín, y el tresero Nelson Gonzáles, ingresó el gran cantante Tito Allen en reemplazo de Adalberto, y cometieron el error de dejarlo ir, y cuando ingresa Camilo Azuquita ya empezaron a tener problemas, pero lo que muchos no saben, es que fue el mismo Adalberto Santiago, quien llevó de la mano al cantante dominicano José Alberto ‘Canario’ a la Típica 73’, ya que Adalberto como estaba de solista, a veces apoyaba a su antiguo grupo la Típica 73’ cuando no tenía compromisos musicales.


Para cuando Adalberto Santiago y Orestes Vilató formaron el grupo musical ‘Los Kimbos’, cometieron el error de no cambiar de agente, o manager o representante, en ese tiempo ya estaban con Ralph Mercado a nivel de disquera, pero su booking agent era Ray Avilés, y resulta que los líderes de Típica 73’ eran Sonny Bravo y Johnny ‘Dandy’ Rodríguez, quienes eran muy amigos del patrón Ralph Mercado, y por lo tanto, los mejores trabajos eran para los amigos del patrón y no para el booking Agent que era el empleado, y Los Kimbos siempre quedaban relegados, eso provoca también, la ruptura y separación de Adalberto Santiago.


La carrera como solista, de nuestro Adalberto Santiago ya es bastante conocida, y me ocuparé de ella en otro momento y espacio, por lo pronto dejar sentado aquí, que en una entrevista concedida por nuestro personaje central del año 2004, para Eric Gonzáles, nuestro Adalberto Santiago fue categórico y taxativo al sentenciar que: “Nosotros los puertorriqueños no somos salseros”, y que admiraba a los peruanos y colombianos y venezolanos, que sí eran salseros bravos, que sí eran y son salseros de verdad, porque desayunan, almuerzan, cenan y de postre: salsa y nada más, que salsa, porque se saben bien la historia, desde los jovencitos de 12 o 14 años.

Lima, 26 de mayo del 2015

Jaime Del Castillo Jaramillo

Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 25 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES – Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
Únete a nuestro grupo salsero:  https://www.facebook.com/groups/824597710920059/
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com
https://www.facebook.com/jdelcastillojaramillo