Google+ Followers

miércoles, 26 de octubre de 2016

Harlem Stride Piano logró fusionar música culta con la popular. La gloria del Harlem negro, pobre y oculto fue su Stride Piano, mientras la salsa rechaza todo contacto con la música culta, pues el Harlem Stride Piano la fusionó con la música popular. Historia del Jazz. Parte XXII



Harlem Stride Piano logró fusionar música culta con la popular

La gloria del Harlem negro, pobre y oculto fue su Stride Piano, mientras la salsa rechaza todo contacto con la música culta, pues el Harlem Stride Piano la fusionó con la música popular. Historia del Jazz. Parte XXII



Por:    Jaime Del Castillo Jaramillo





Si la legendaria y trascendental ciudad de Nueva Orleans, se distinguió por ser la madre creativa y generosa del jazz original y primevo, mostrando lo mejor de sí, en senda escuela de bandas musicales de metales, donde la corneta y luego la trompeta, --(sin desmerecer la calidad de los otros instrumentos necesarios para la aparición del primer jazz tradicional de la mencionada ciudad histórica)--, eran los instrumentos principales por antonomasia; pues bien, la capital del mundo, mostró su potencialidad, calidad, genio y creatividad magistral en el Jazz, a través de las blancas y las negras, en ello y por ello, se distinguió nítidamente el Harlem negro jazzístico, sin lugar a dudas.


En el Harlem subterráneo y amante del nuevo jazz, se pudo verificar y corroborar; sonora, ostensible y palmariamente, que el instrumento musical por antonomasia y muy apreciado y valorado y exaltado era el piano. Y precisamente, con el piano se cruzaban espectaculares espadas musicales entre los pretendientes a rey de las blancas y negras y por cierto, de gran audiencia, expectativa y aplauso; con el piano jazzístico se patentizaron y para los áureos anales de la historia del Jazz en Harlem, grandes y gloriosas batallas pianísticas, entre gigantes músicos, mostrando sus concepciones y visiones de lo que debía ser el arte negro mejor.



El piano en el Harlem negro oculto y amante del Jazz, provocó un gran impacto poliédrico y por cierto, fue un revolucionario instrumento para esa comunidad jazzística, toda vez que, era la mejor oportunidad para que el músico negro demuestre su refinada cultura musical occidental, mostrando sus conocimientos de música clásica o culta, fusionados con el Jazz en su piano; asimismo, el piano elevó el nivel cultural del negro pobre de Harlem, ya que ingresar a esas presentaciones musicales nocturnas, era ser parte de la nueva cultura popular del más alto nivel; no solamente eso, ser buen pianista en Harlem era un signo evidente de distinción y era encarnar la prosperidad del negro triunfador y exitoso; así mismo, el hombre negro de clase media, ya tenía un paradigma de cómo obtener un lucrativo medio de ganarse la vida y sustentar así a su familia.


El trascendental y revolucionario piano en el Harlem negro de la referencia, se verificó a finales de los deprimidos años 20’ y principios de los esperanzadores años 30’; el piano de Harlem fue el eje centrípeto que apretaba y consolidaba y perfilaba el jazz como un nuevo mensaje, como un nuevo estilo, como una nueva genialidad negra en la música: nació el original y revolucionario Harlem stride piano.


El Harlem stride piano sin lugar a dudas, constituye y se muestra nítidamente, como la natural continuación del genio musical negro norteamericano, ya que se pasó normal y congénitamente del aplaudido ragtime que emergió a finales del siglo XIX hacia flamantes y novedosos estilos y ritmos pianísticos, que generaban poderoso swing y sonidos en la rica y fructífera evolución del jazz y desde Harlem negro, para el universo entero.



Recordemos lo que afirmó para 1958, el maestro del Stride Piano, el gran James P. Johnson o James Price Johnson, (nació un 1°/2/1894 en Nuevo Brunswick, Nueva Jersey, y fallece un 17/11/1955, en Jamaica, Nueva York), el mismo quien fuera excepcional pianista y compositor de jazz, definitivamente fue uno de los gloriosos creadores, junto con Luckey Roberts, o Charles Luckeyth, (pianista y compositor de jazz, quien ejercía regularmente desde el año 1900, tanto como pianista como también actor, nació un 7/8/1887 en Filadelfia, Pensilvania y fallece un 5/2/1968, en Nueva York), del famoso estilo Stride Piano; fue el gigante James P. Johnson bajo comentario, quien dijo que para comienzos del siglo XX, --cuando era muy jovencito y recién había llegado a residir a Nueva York--, el panorama musical era el siguiente: “No había ninguna banda de jazz como las que había en Nueva Orleans o en los barcos del río Mississippi, pero el ragtime se tocaba al piano en todas partes, en los bares, en los cabarets y en los prostíbulos”.


Alboreando el siglo XX en Nueva York y hasta 1914, se han constatado alrededor de 100 editoras que publicaban y difundían las partituras del popular ragtime para piano. Pero el duro y rudo Nueva York no entendía de arte solamente, sino principalmente de negocios y de apurar la concreción del ‘sueño americano’ lo más pronto posible, tal fue la praxis y política en el Tin Pan Alley; por lo tanto y como siempre, gran cantidad de músicos mediocres se hacían notar con las ramplonas rag songs, las mismas que estaba muy lejos de ser fieles y leales seguidoras de la línea del ragtime clásico del maestro Joplin, de Scott y de Lamb, eran versiones para el olvido y el desecho.


Pero recordemos que el gran maestro Scott Joplin, a la sazón, padre del Ragtime, escogió el Harlem negro, como el lugar adecuado para poner en escena su famosa e histórica ópera Treemonisha, en un alarde y afán de elevar el ragtime a los cielos de la música clásica o culta y la ópera; a sí mismo, el maestro Joplin en mención, pretendía que su obra promoviera en la clase media negra, el interés por cultivar las raíces folclóricas de su cultura, objeto que no logró en ese preciso y coyuntural momento.




La proyección cultural del famoso estilo pianístico del stride, buscó a contrapelo de los intereses y finalidad del gran maestro Joplin, englobar y unir lo culto con lo popular, precisamente ese objetivo y finalidad fue lo que colmó de gloria y honores al Jazz de Harlem con su Stride Piano. Mientras que la salsa desde sus orígenes en New York en los años 70’, vive divorciada absolutamente de la música clásica y/o culta; aquí está pues, la gran divergencia y naturaleza y propósito desigual, desemejante y disímil entre la Salsa con el Harlem Stride Piano; y también, aquí están, los destinos distintos y diferentes, ya que el Stride Piano buscaba afanosamente (con la música clásica o culta y la música popular) su muestra, su fusión, su presencia y su cultivo; cosa que a la salsa poco le interesa y precisamente, esa es su desgracia y la razón de su desprestigio, agotamiento y declive.



Pero, (y aquí nos apresuramos en hacer la reseña y acotación y anotación), el imbatible genio del gran maestro Scott Joplin, logró su cometido, ya que al final y al cabo, terminó triunfando en ambos espacios y planos musicales disímeles y artísticos, o sea, triunfó su música como arte culto y serio, pero también como música popular. Por eso mismo, el ragtime fue el mejor ejemplo, paradigma y valioso antecedente, para el venidero y triunfador Harlem Stride Piano, naciente y procedente de las capas sociales negras más humildes y deprimidas de New York.

(Fin de la parte XXII)


Lima, 26 de octubre del 2016

Jaime Del Castillo Jaramillo

Abogado egresado de la U.N.M.S.M. con más de 25 años de ejercicio profesional y cuenta con estudio jurídico abierto; politólogo con más de 20 años de ejercicio profesional; periodista, fundador y director del programa radial y televisivo ‘Yo, Sí Opino’ (censurado en TV y cerrado cinco veces en radio); Maestría en Ciencia Política con la tesis “Pensamiento Político peruano insuficiente y epidérmico causa de nuestro subdesarrollo político”; Post Grado internacional en Ciencia Política otorgado por la UCES – Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires-Argentina graduado con la tesis: “Crisis terminal de los Partidos Políticos en el Perú”; catedrático universitario de ‘Historia del Pensamiento Político”, “Filosofía Política”, “Metodología de la investigación en Ciencia Política”, “Realidad Nacional”; “Análisis Político”, “Ciencia Política”, etc.; blogger, comunicador social, articulista y conferencista.
http://fororepublicanoperu.blogspot.com
@jaimedelcastill
yeagob2@gmail.com
https://www.facebook.com/jdelcastillojaramillo