Google+ Followers

lunes, 25 de julio de 2016

Magistrados de pacotilla paridos por lavanderías. Dos casos emblemáticos de violencia contra la mujer han remecido los cimientos morales y éticos del Perú, pero lo más horrible, han sido las deleznables decisiones de magistrados de pacotilla al respecto



Magistrados de pacotilla paridos por lavanderías. Dos casos emblemáticos de violencia contra la mujer han remecido los cimientos morales y éticos del Perú, pero lo más horrible, han sido las deleznables decisiones de magistrados de pacotilla al respecto. Mi artículo en el portal madrileño @Neupic para el mundo https://neupic.com/articles/magistrados-de-pacotilla-paridos-por-lavanderias



Magistrados de pacotilla paridos por lavanderías


Dos casos emblemáticos de violencia contra la mujer han remecido los cimientos morales y éticos del Perú, pero lo más horrible, han sido las deleznables decisiones de magistrados de pacotilla al respecto




Dos mujeres agredidas brutal y salvajemente por sus respectivas parejas, causaron alarma y execración en la sociedad peruana y en el momento de difundirse las terribles e impactantes imágenes en los medios de comunicación social, donde se desnuda la fea, brutal y fiera realidad del día a día en muchos hogares y relaciones de pareja, donde la violencia contra la mujer es cosa ordinaria y silvestre.




La sociedad civil quedó atenta y a la espera de la decisión judicial en ambos casos mediáticos y arriba mencionados, donde el machismo salvaje, feroz y sin nombre, nos escupió asquerosa y arteramente en el rostro social; todos sufrimos súbitamente y sin piedad, tamaña ofensa a nuestras creencias y rudo golpe, contra las columnas morales de nuestros usos y costumbres colectivos.


Se supone que la y toda mujer, debe ser respetada por el solo hecho de serlo, al margen de si es tu hermana, cuñada, esposa, novia o vecina o desconocida. Pero esa suposición es destruida por la terrible y dura realidad del día a día, que suma a miles de víctimas femeninas, como se ha dado a conocer últimamente para sorpresa y vergüenza colectivas.



Pero mucho más vergonzoso, sorpresivo y de hecho más horrible que las imágenes de agresión física cruel y fiera contra las mujeres en mención, fue la condenable decisión judicial en ambos casos, ello fue la rojísima gota que colmó el caliente vaso lleno de sangre femenina que teníamos al frente y que con asco o repugnancia, nos resistíamos a beber en modo alguno.




Los magistrados del Poder Judicial nuevamente nos abofetearon y nos flagelaron con sus estúpidas razones y argumentos dizque jurídicos y con su lógica cretina y estulta, que en resumidas cuentas dicen, --en esos casos específicos bajo comento--: que los varones actuaron razonablemente a ritmo de falta y tonto ‘lío de jóvenes enamorados’ y por lo tanto, ambas mujeres deben irse a su casa y portarse bien y amorosamente con sus maridos o parejas, para que no las agredan otra vez.



Obviamente, ante esas abominables sentencias a nivel sandio, la reacción de la sociedad civil fue inmediata y revulsiva y todas las baterías se dirigieron contra esos magistrados que nuevamente sentenciaron a su regalado antojo o a su regalado bolsillo o a su regalada incapacidad supina.  



Y por cierto, y como siempre, los todopoderosos titulares, tanto de la Fiscalía de la Nación-FN (Ministerio Público-MP) como del Poder Judicial (PJ) siempre amparan la corrupción o la estupidez o el capricho o la locura de sus magistrados bajo mando o cargo, so pretexto que no pueden intervenir en las decisiones de sus magistrados inferiores; vale decir, los titulares oficiales y constitucionales, tanto del MP o PJ, están pintados en la pared; pero sí, cobran jugosos y gordos emolumentos del presupuesto público y todos los meses.



Además, como republicanos y altísimos jefes de poderes del Estado, asisten a fastuosos eventos protocolares adobados con finos licores y buenas pitanzas y fotos mil, pero en el fondo, es solamente puro tongo y bulo, en buen romance, solamente es una falsa pantalla de que el MP y el PJ, como sendos y oficiales poderes del Estado o de la República funcionan bien, cuando esos titulares antes mencionados, nada tienen que ver ni menos pueden hacer nada ‘de acuerdo a ley’ y al sacrosanto ‘Estado de Derecho’, así sea que cada magistrado, --sea del MP o del PJ de sus respectivas jurisdicciones--, integren peligrosas bandas de mafiosos o narcotraficantes; así de estúpida y zafia es la legislación positiva vigente y por cierto, propiedad y coto cerrado de los grandes y reputados ‘juristas’, obviamente que todo ello, viene con el caluroso y cariñoso aplauso de los delincuentes, mafiosos y narcotraficantes y a todo ello le llamamos ‘Democracia’ y ‘Estado de Derecho’.




Pero el álgido tema inicial que encabeza el presente, es de raíces más profundas y que nadie quiere abordar plenamente, porque chocan con las fibras más nerviosas de terribles y multimillonarias mafias y hasta fuertemente vinculadas con el narcotráfico; y los partidos políticos en muchísimos casos, por no decir todos, --sean de izquierda o de derecha--, viven de ese maldito sistema corrupto y viciado en grado extremo: nivel náusea. Nos referimos a las universidades de pacotilla y sembradas a nivel nacional desde el fujimorato de los años 90’.




Es que en verdad de verdades y ‘De acuerdo a ley’, en Perú, cualquier vendedor de papas o de alfalfa o de vísceras de pollo, puede crear su universidad y nadie se lo va a impedir, a eso el narcofujimorismo le llamó ‘Ley del Mercado’ y por lo tanto, el narcotraficante entiende y lee que la susodicha ‘Ley del Mercado’ es la ley que se ajusta exacta y perfectamente a, y en su negra y sucia pezuña, vale decir, y, como es lógico suponer, el narcotraficante invirtió fajos de dólares de su montaña blanca y en un santiamén alquiló a mediocres y anodinos y adocenados ‘Rectores’ y ‘Decanos’ y ‘Catedráticos’ y listo: Universidad creada y lista para lavar millones de millones de dólares, bajados de las montañas de la droga y la mafia, así de sencillo y de fácil.




O es que acaso todo el Perú y el mundo entero no ha visto en las últimas elecciones generales nacionales 2016, a un recientísimo candidato presidencial dizque rector y dueño de mil universidades en todo el Perú, el mismo que no sabe ni hablar y que lo denunciaron por plagiar tesis de doctorado en Europa y también por plagiar libros de nivel magíster, para dar la falsa imagen que es un académico, cuando a la única academia que pudo asistir con honores, fue a la de los chanchos de su chacra y aun así, fue expulsado por chancho. Sí, es cierto que pasó por universidades legales y antiguas, pero previos negocios corporativos con su universidad de pacotilla y/o lavandería, con la expresa finalidad mercachifle de recibir privilegios de compinche, más no de legítimo y verdadero alumno regular y en forma.



El fujimorato de los años 90’, es el padre de las universidades-basura o de pacotilla, obviamente que fueron pensadas exclusivamente para que el narcotráfico pueda instalar sus lavanderías propias, con olor a toga y seda de academia como bambalina o cortina, a fin que el financiamiento a los corruptos partidos políticos sea oculto tras las pizarras y tizas dizque universitarias.



Obviamente, que donde abunda el dinero como, y por montañas, acuden las moscas como a la miel, eso sucede con esas universidades-basura o de pacotilla, donde se mantienen a mediocres, mafiosos y delincuentes políticos que se hacen pasar por catedráticos, además de comprar con jugosos sueldos y regalías y bonificaciones, --vía las planillas de dichas universidades de pacotilla--, a fiscales, jueces, policías, periodistas, burócratas y a todo que tenga que ver con el paso del narcotráfico y sus actividades cóncavas, anexas, conexas y convexas.





No es necesario ser muy inteligente para colegir, que universidades de pacotilla generan magistrados de pacotilla y paridos por dichas universidades de pacotilla, valga la redundancia, las mismas que legal y constitucionalmente y de antiguo, ya tienen peligrosos y poderosos grupos parlamentarios, así como aliados decisivos en el poder ejecutivo y por cierto, hace rato que han colocado, --y con todos los honores y parafernalias legales y legalistas--, a sus magistrados de pacotilla en toda la burocracia republicana: el narcoestado hace rato que está cabalgando jadeante y sudorosamente y en nuestras narices.



¿Ése será el caramelo naranja que PPK seguirá respetando y protegiendo y apadrinando desde el 28 de julio próximo, cuando asuma la Presidencia de la República y para la mafia fujimontesinista enquistada hoy en el parlamento y en muchas de esas universidades de pacotilla y donde los apristas o alanistas también, son expertos en su manejo y dirección?. Lo dejo ahí.