Google+ Followers

lunes, 14 de julio de 2014

“Teoría de la Separación de Poderes” creada para las Repúblicas ya caducó y fue corrompida por la partidocracia de derecha e izquierda" artículo del Dr. Jaime Del Castillo publicado en el semanario "El Poder", año V, N° 284, del 07 julio del 2014, página 12, que dirige el Sr. Embajador SDR Dr. Eduardo Carlos Carrillo Hernández y que se publica a nivel nacional todos los lunes






“Teoría de la Separación de Poderes” creada para las Repúblicas ya caducó y fue corrompida por la partidocracia de derecha e izquierda



El barón de Montesquieu -reconocido filósofo político francés- observando la realidad política de Inglaterra se enamoró de la monarquía constitucional y desarrolló el ‘check and balance’ o el contrapeso de poderes autónomos entre sí, vale decir: Los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial que entre sí se controlarían y contrapesarían brindando estabilidad y larga vida a la República y con esa idea fija y clara desarrolla su teoría de la República moderna en el siglo XVIII.


Pero fue George Washington quien advirtió oficialmente a su joven nación republicana que se cuiden del gran peligro que significa que la República se entregue a los partidos políticos ya que todo partido político es enemigo de la soberanía republicana que significa UNIDAD mientras que la partidocracia siempre significa DIVISIÓN y beneficio parcial y no general como buscaba la teoría republicana de Montesquieu. Hoy es monumental verdad de a puños que la vieja ‘Teoría de la Separación de Poderes’ republicana ha caducado absolutamente y ya no sirve en modo alguno y que amerita inmediata reforma: Montesquieu nunca pudo advertir (no habían partidos) que los partidos políticos destruirían su teoría republicana en la práctica diaria.


Y es que los partidos políticos sean de izquierda o de derecha adrede destruyen el corazón de la ‘Teoría de la Separación de Poderes’ toda vez que eliminan la clave central que es el ‘check and balance’ o sea el control y contrapesos entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial: los partidos políticos buscan agónicamente infiltrarse y en el mejor de los casos dominar el poder ejecutivo, legislativo y judicial para poder delinquir y levantar mafias que gocen de plena impunidad, en Perú esto se ha comprobado en mil casos y formas y tipos: Ahí está la respuesta de por qué tantos delincuentes ex presidentes de la República están libres y riéndose de la justicia y gozando de sus millones mal habidos conjuntamente con sus sicarios políticos (militantes, tecnócratas u operadores políticos).


Si no reformamos la vieja, caduca e inútil ‘Teoría de Separación de poderes’ republicana seguiremos siendo cómplices por acción u omisión de los corruptos y/o enemigos grupos de poder económico y transnacionales que utilizan como títeres a los partidos  políticos de izquierda o de derecha para mantenernos secuestrados, estafados y subdesarrollados.