Google+ Followers

lunes, 20 de junio de 2016

Vero y la izquierda quieren vender chafalonía por oro al Perú. La derecha y la izquierda, hacen remilgos al presidente de la República PPK antes de conformar gabinete ministerial


Vero y la izquierda quieren vender chafalonía por oro al Perú. La derecha y la izquierda, hacen remilgos al presidente de la República PPK antes de conformar gabinete ministerial. Mi artículo en el portal madrileño @Neupic


Vero y la izquierda quieren vender chafalonía por oro al Perú


Keiko Fujimori y Verónika Mendoza, o la derecha y la izquierda, hacen remilgos y morisquetas al presidente de la República PPK antes de conformar gabinete ministerial



 Es inadmisible, jocoso e impertinente que la nipona Keiko Fujimori se haga la resentida y exija a PPK le pida disculpas por supuestos agravios en campaña electoral, agravios inexistentes por cierto, porque lo que le dijo PPK y el Perú todo a coro y en Fa Mayor, fueron verdades de a puño y salidos del forro.



Pero más inadmisible aún, mucho más jocoso en ristre y más impertinente en grado sumo, deviene la actitud de Verónika Mendoza y el Frente Amplio o la izquierda, con respecto a PPK, --y antes que éste último forme gabinete ministerial--, cuando Vero dijo públicamente que de ninguna manera el FA va a formar parte del gabinete ministerial del flamante Presidente de la República PPK, porque no concuerdan o no conciertan en modelos económicos.



Y la verdad, es que esa declaración de Vero me provocó una súbita y sonora carcajada que hasta mi gato se asustó, y es que Vero y la izquierda en general y en especial, no tienen ningún modelo económico: ni en teoría, ni mucho menos en la práctica. Vero sigue apostando románticamente a las mitomanías seudo-ideológicas izquierdosas. Vero está vendiendo oropel o chafalonía en vez de oro al Perú, al parecer nos cree tontos o desinformados, y lo peor, quiere tratar al Presidente de la República PPK como si fuese un turista recién llegado a la tierra de Miguel Grau.


En verdad de verdades, y para su bien, Vero y la izquierda del FA y el resto del rojerío, lo que tienen  que hacer pero ya, y para ayer, es auparse sus mochilas, ponerse sus zapatillas viejas y salir de inmediato a trepar cerros, cruzar ríos, planchar calles, barrios y asentamientos humanos, y montar burros recorriendo todo el Perú, con la única finalidad y con el único objetivo de quitarle espacios políticos al fujimorismo, solamente así podrán tener alguna opción de poder en las próximas elecciones generales nacionales, tal como son sus pretensiones políticas, ya que así lo ha manifestado públicamente Vero ni bien culminado el último proceso electoral presidencial.


Pero, en vez de eso, la romántica y apasionada Vero con el FA se están dedicando a la foto y a la pose y al figuretismo barato y mediático, y bien sentados y poltrones y cómodos e inamovibles en Lima, cuando en verdad no tienen nada a nivel nacional, repito:  no tienen nada.


Vero y el FA no quieren leer los resultados políticos y electorales de las últimas elecciones nacionales generales 2016 y me permito recordárselos y muy brevemente: Primera lección, el pueblo peruano no quiere cambio de modelo económico en modo alguno, eso ha quedado muy claro y muy preciso.



Segunda lección, el pueblo peruano no quiere saber nada de izquierda vinculada y coquetona y complaciente con los terroristas, por lo tanto, Vero y el FA deben purgar y expulsar a todos los terroristas o ex terroristas o seudo-terroristas que se encontrasen hoy dentro de sus filas y camuflados, si es que pretenden llegar a buen puerto, precisamente cuando el pueblo detectó que Vero llevaba en su lista parlamentaria a gente indeseable que estaba vinculada al terrorismo inmediatamente le dio la espalda.


Tercera lección, la izquierda abandonó absolutamente el trabajo político y organizativo de bases a nivel nacional, y eso le costó tan bajo caudal electoral a Vero, y tan altas y sorprendentes cotas y bolsones electorales al fujimorismo en todo el Perú.


Cuarta lección, es que el narcotráfico ha estragado y ya penetró a todas las organizaciones políticas significativas y con mucho mayor fuerza en las regiones del y cercanas al VRAEM, y por cierto, en todas las regiones que son paso del narcotráfico a nivel nacional.



Quinta lección, es que el fujimorismo es y sigue siendo un gran y terrible peligro para la democracia, y para la República peruana, en forma meridiana e indubitable, y estas últimas elecciones generales nacionales lo han dejado muy bien en claro y en firme y a fierro ardiendo.



Creo que si Vero y el FA toma en consideración esta lectura que modestamente me permito facilitarles, se darán cuenta que están haciendo el ridículo y la huachafería monumental y que no engañan a nadie, y menos haciéndose pasar por los sacrosantos, los puros y los inmaculados de la política izquierdosa, y encima y para colmo de males: poniendo velas a sus santos Carlos Marx y José Carlos Mariátegui, no mojen que no hay quien planche.



Lima, Jueves 16 de junio del 2016