Google+ Followers

martes, 2 de diciembre de 2014

Izquierda peruana es necia, veleta e infantil. Parlamento y partidos son delincuencia pura y dura. “Cumbre de los pueblos”, es voluntarismo amorfo, sin ideas, sin cuadros, puro folklore político














Izquierda peruana es necia, veleta e infantil. Parlamento y partidos son delincuencia pura y dura. “Cumbre de los pueblos”, es voluntarismo amorfo, sin ideas, sin cuadros, puro folklore político



Jaime Del Castillo, fundador, director y conductor del programa periodístico político ‘YO, SÍ OPINO’, en esta oportunidad fue invitado a Radio Antena Nueve 99.9 FM y por internet: www.antena9.com y para el programa “Informativo Barranca.Pe”, que dirige Yofre López que se emite diariamente, en la ciudad de Barranca en el norte chico, Lima-Provincias, y el martes 2/12/14 Jaime Del Castillo por vía telefónica y desde la ciudad de Lima metropolitana, dijo que la sociedad ya no está reaccionando frente a la palabra CORRUPCIÓN POLÍTICA, como que nos estamos acostumbrando a que los políticos sean delincuentes y mafiosos; sobre el caso de Luciana León y el archivamiento de su caso sobre enriquecimiento ilícito o lavado de activos, dijo que dicha decisión de la Comisión de Ética del Parlamento, ya parece un guión de programa cómico, ya que dicen que no se puede investigar el patrimonio de Luciana León sino la conducta, y eso no resiste el menor análisis. Y lo que cree Jaime Del Castillo es que el gobierno está transando con el alanismo, ya que ni siquiera se toca el tema de los NARCOINDULTOS.


Y sobre los congresistas corruptos dijo que ya no es novedad, ya que los partidos políticos son delincuencia pura y dura, y tenemos que reaccionar como sociedad frente a ello, los partidos políticos ya son delincuencia y tenemos que combatirlos.


Sobre la ‘Cumbre de los Pueblos’ dijo que, ya es folklore político sin ninguna trascendencia, porque no tiene liderazgo claro, ni norte, ni claridad política. Y es que la izquierda peruana es NECIA, obstructiva, infantil e incoherente, y prefieren vivir fagocitados y en miseria política e ideológica antes que unirse para llegar al poder, tal como lo hizo la izquierda chilena, que con todas las críticas que se le haga, está en el poder y está llevando a Chile a niveles espectaticios.


Tal es el caso de los articulistas de izquierda que aparecen en el semanario ‘Hildebrandt en sus trece’ y otros medios, se muestran incoherentes, huérfanos de ideas y posiciones claras y contundentes para el cambio y transformación, sus escritos parece cuentos para niños, y siempre con sus viejas denuncias y quejas llorosas que demuestran su infantilismo. Y lo peor, no hacen ningún esfuerzo por la unidad de la supuesta izquierda.