Google+ Followers

lunes, 27 de febrero de 2017

Caso Lavajato en Perú es ópera bufa: jueces y fiscales sin hacer nada de nada efectivo. Procuradora Judicial del Estado Julia Príncipe, sembrada por ex presidente Alan García Pérez y ex primera Dama Nadine Heredia sigue mofándose de jueces y fiscales



Caso Lavajato en Perú es ópera bufa: jueces y fiscales sin hacer nada de nada efectivo. Procuradora Judicial del Estado Julia Príncipe, sembrada por ex presidente Alan García Pérez y ex primera Dama Nadine Heredia sigue mofándose de jueces y fiscales. Mi artículo en el portal madrileño @Neupic para el mundo

Caso Lavajato en Perú es ópera bufa: jueces y fiscales sin hacer nada de nada efectivo


Procuradora Judicial del Estado Julia Príncipe, sembrada por ex presidente Alan García Pérez y ex primera Dama Nadine Heredia sigue mofándose de jueces y fiscales




Lo advertí, en varios artículos publicados en el presente portal, en el sentido que el Caso Lavajato en Perú es simplemente jocoso ‘Lavajaja’, porque la mafia política-económica-mediática se ríe y aplaude y manipula directamente todo el proceso judicial a su favor: con sus periodistas comprados y corruptos y con sus jueces y fiscales politizados y comprometidos y echados de siempre, en suma, en Perú no pasa nada de nada, la mafia está feliz de la vida.



Nada ha cambiado en el Perú, todo es puro ‘pantallazo’ o ‘cortinas de humo’ mediáticas, con respecto al sonado y vigente caso internacional del megaproceso criminal ‘Lavajato’ donde está implicada directa y centralmente la constructora brasileña Odebrecht.



Y tal como lo advertí: la orden judicial de detención preventiva contra el ex presidente Alejandro Toledo Manrique (ATM) es pura mentira y puro cálculo y pura estafa, todo ya estaba bien pensado y bien montado para que la prensa grande haga la alharaca y el revuelo gigantesco y hacer creer a las masas ignaras que en el Perú se persigue a los delincuentes, pero la verdad, es que ATM no va a venir a Perú por lo menos dentro en un par de años, si es que lo capturan y prospera el larguísimo y tedioso proceso jurídico internacional de extradición, que ya estaba bien pensado y calculado por la misma mafia que hizo la finta o la farsa de su captura judicial.



No solamente eso: tal como lo advertí, el ex presidente Alan García Pérez (AGP) está blindado no solamente por la bancada parlamentaria mayoritaria fujimontesinista, sino también, por los grupos mediáticos y económicos a los cuales favoreció e hizo negocios multimillonarios en su segundo gobierno, no solamente eso,  AGP, --y como es muy normal en su praxis política gubernamental alanista--, había sembrado en la institución anticorrupción de la procuraduría general del Estado, a la Dra. Julia Príncipe (JP), con senda resolución oficial y la maquinaria mafiosa de la prensa grande cómplice, se había encargado de convertirla, --con pica-pica y cohetecillos de colores y hurras de yapa--, en ‘heroína nacional’ a la mencionada Dra. JP, cuando era en verdad de verdades y en términos reales: la jefa de los abogados de AGP y desde dentro del Estado, la misma que se atrevió a decir descaradamente y en uso de sus funciones oficiales estatales de Procuradora, que con respecto a AGP ‘no existían indicios de corrupción’, o sea, más claro, el agua lustral.




No solamente eso, y por si fuera poco, el Presidente de la República PPK, --amigo de AGP, desde los tiempos en que fue su profesor en la PUCP en los lejanos años 70’ del siglo pasado--astutamente, la promueve con bombos y platillos mediáticos, como titular en jefe de la Procuradoría General del Estado a doña JP, o sea, la antigua amiga íntima del trejo y connotado militante y dirigente del Partido Aprista Peruano (PAP) y a la vez abogado de  AGP: Moisés Tambini (MT), estaba incrustada en la misma burocracia estatal anticorrupción, como la gran abogada y defensora del cuestionadísimo AGP y bien disfrazada de ‘Procuradora Anticorrupción’.



Y encima o para colmo de males o de la desfachatez y magna osadía, doña JP, había introducido o sembrado a y en dicho cuerpo estatal en mención de la procuraduría del Estado, a una nieta del amigo y connotado abogado aprista de AGP antes mencionado MT, o sea, la misma mafia y corrupción aprista, tenía asegurados sus espías y ‘soplones’ y defensores leales.



Y aunque no lo crea amable y paciente lector: Doña JP, frente al destape con fotos y documentos probatorios de su manifiesta y ostensible inidoneidad para el cargo que ostenta, dice que no va a renunciar al cargo. La mafia política y sus compinches, son demasiado temerarios en Perú, como lo podrán comprobar fácilmente.


En suma: AGP sigue paseándose por el Perú y el mundo, como un santo varón, dando lecciones de moralidad y ética orbi et orbi, a pesar que funcionarios apristas de su gobierno, ya están bien presos por vínculos directos de recibo y manejos multimillonarios de coimas pagadas directamente por la corrupta Odebrecht en el Perú.



Pero, como siempre, nuestro Ministerio Público (MP) y Poder Judicial (PJ) no sirven para nada, en cuanto a combatir la corrupción política y tal como está probado hace décadas. Esas instituciones antes mencionadas, son la  peor maldición de nuestra ajetreada y zarandeada República: el MP y el PJ enviaron presos a funcionarios corruptos apristas de quinta, pero no envían a prisión a los ministros alanistas vinculados directamente con esos corruptos funcionarios apristas presos antedichos, como por ejemplo, el ex ministro Enrique Cornejo, quien sigue pregonando por calles y plazas que es un hombre honesto, probo y decente.



Si a un simple ministrete aprista corrupto no lo envían a prisión, menos será  pues, al mismo AGP, el jefe o tutti di capis de la mafia alanista, --el mismo que tiene sembrados tanto en el MP como en el PJ y otras instituciones republicanas a sus compinches--, el mismo AGP, ha sido “invitado” recientemente a declarar como testigo, en un proceso investigatorio de corrupción política, donde él no actuó directamente y para ello AGP viajó desde Europa a Perú solamente para dicha diligencia, o sea, ¿estupidez o imbecilidad o corrupción manifiesta del MP y del PJ?.   




No solamente eso, la ex primera dama Nadine Heredia (NH) sigue intocada y pura inmerecidamente –debe estar bien presa en estos momentos--,  pese y frente al cerro de pruebas contundentes de corrupción política en su contra, el MP y el PJ parecen que le tienen miedo o reverencia o amor a doña NH, toda vez que no la quieren enviar a prisión bajo ninguna circunstancia, deviniendo entonces, tanto el MP como el PJ como sus principales abogados defensores.



El colaborador eficaz Jorge Barata ex director ejecutivo de Odebrecht en el Perú ya declaró que le pagó a NH la suma de tres millones de dólares, supuestamente para la campaña electoral –los mismos que están homologados y debidamente consignados por escrito en las ‘agendas’ de NH y que tiene en su poder el MP--, mientras vanamente los abogados de NH, descarada y cínicamente reconocen que NH recibió los tres millones de dólares, pero que eso no es delito. Pero pese a ello, el MP se hace el ciego, el mudo, el sordo y no envía a prisión a NH bajo ninguna circunstancia.






En suma, en Perú, no pasa nada de nada, con respecto al terrible caso Lavajato y tal como lo advertí hace semanas, sigue pasando el tiempo y todo es alharaca y saliva y entretenimiento y cohetecillos para niños, mediáticamente hablando, pero en el fondo, la mafia política peruana sigue feliz y contenta con su MP y su PJ y su prensa grande corrupta, que los blinda y los protege y los engríe. Lo dejo ahí.