Google+ Followers

lunes, 23 de febrero de 2015

"CHARLIE PALMIERI ... PRIMORDIO, PRIMEVO Y PRIMADO DEL LATIN JAZZ. UN ENSAYO" artículo de Jaime Del Castillo, año 2005



CHARLIE PALMIERI ... PRIMORDIO, PRIMEVO Y PRIMADO DEL LATIN JAZZ. UN ENSAYO



AHORA QUE EL LATIN JAZZ Y LA SALSA ESTA EN PROCESO DE MUNDIALIZACION FRANCA, FIRME Y SEGURA, ES PRECISO EVOCAR A UNO DE LOS PADRES, PROTECTORES Y PIONEROS DEL LATIN JAZZ: CHARLIE PALMIERI



Por: Jaime Del Castillo Jaramillo
Lima - Perú



Es una verdad meridiana que los hermanos Palmieri —Charlie y Eddie— sin lugar a dudas son desde hace muy buen tiempo ... hitos, faros y landmarks del género musical afro-latino (salsa) y del jazz afro-cubano o latín jazz... no se puede entender en plenitud la salsa o el latín-jazz (denominación que no soportaba Mario Bauzá) o jazz afro-cubano (término dilecto para el creador de “Mambo Inn”), si no se ha escuchado, asimilado y estudiado a los hermanos del sabor: Charlie &Eddie. Nadie en absoluto puede denominarse salsero, si previamente no ha escuchado, memorizado e internalizado el clásico, único y semiótico “Vámonos pa´l monte” de Eddie con el histórico, pionero, rítmico y original solo de órgano, ejecutado por su hermano Charlie(en dicho tema por primera vez se introducía en el género musical salsero, el instrumento del órgano).


Recientemente ha declarado Eddie con respecto a su finado, recordado y afamado hermano, con una modestia paradigmática, sutil y seductora: "Yo soy un tocador de piano, mi hermano era un pianista", es un hecho ficto que Eddie hacia referencia a su etapa de timbalero (Rolando Laserie comenzó como timbalero, Mongo Santamaría como violinista, Tata Guines como bajista, Héctor Lavoe como saxofonista, Willie Colón como trompetista, Adalberto Santiago como bajista) . . . y tenía que asumir la carga pesada de su instrumento, mientras que Charlie no tenía que cargar nada por ser pianista desde su rosicler . . . ese detalle, fotografía y circunstancia, aunado a la decisiva sentencia materna para que imitase a su hermano Charlie, lo decide a Eddie a convertirse en pianista . . . y de los buenos!!!. Y, para que no quede la menor duda, "el rumbero del piano" sentencio: "Mi hermano era único y su estilo era inigualable. En mi opinión él ha sido el mejor pianista en la historia de nuestro género, más que todo, el fue mi guía".


No falta a la verdad ni por pienso Eddie al graficar, puntualizar y precisar lo que representa para nuestra preferida cultura musical Don Carlos Manuel Palmieri Maldonado Jr., universalmente conocido como Charlie Palmieri, a quien se le reconoce palmariamente y con ventaja la calidad y virtud de: director musical, solista, arreglista, compositor, pianista y productor. . . sin embargo nuestro Charlie excendió en mucho esos calificativos de por sí auspiciosos.


No cabe la menor duda que “El Gigante de las Blancas y las Negras” fue un primordio del latin Jazz o del jazz afro-cubano en razón a su insuperable, natural y exigente poder melódico, a su aptitud única para la improvisación, acordes, ritmo y la mágica clave ... así como para la fértil creación musical ... así se lo han reconocido muchas luminarias del mundo musical que nos apasiona. Como no recordar al nunca bien llorado Tito Puente (Ernest Anthon Puente Jr) cuando en el imprescindible film “Calle 54” de Fernando Trueba expresa enfáticamente sobre Charlie Palmieri en forma sentenciosa, feliz y eterna ... que es su ´hermano´ y responsable de muchas grabaciones que había hecho. Cómo no va a considerársele a Charlie ser un auténtico primordio de nuestro género musical tan amado ... si por consenso de ciencia, experiencia y sentimiento universal, constituye indeleblemente por siempre jamás, uno de los manes, penates y protectores del latin jazz o del jazz afro-cubano conjuntamente con Dizzy Gillespie, Mario Bauzá, Machito, Cal Tjader, Israel López “Cachao”, Miles Davis, Ramón “Mongo” Santamaría y Chano Pozo ... se podría exigir mayor gloria, laurel o medalla?


Nadie le disputa a nuestro Charlie ser un primevo del género musical bajo comento ... toda vez que sus inicios, sus logros, sus construcciones y su legado en el Latin Jazz o en el jazz afro-cubano siempre fueron originales, seminales, fértiles, duraderos y paradigmáticos ... si abriésemos algunos de los preciados libros esotérico-platónicos es casi seguro que ellos nos ayudarían a interpretar la obra del famoso hermano de Eddie: Esotéricamente, los hijos de Orión, los de la casa de ´Escorpio´ como lo era nuestro Charlie (había nacido un 21 de noviembre de 1927 en Manhattan-Nueva York de padre florentino y madre ponceña) tienen siempre la virtud de cambiar la vida de la gente que los rodea, son organizadores natos y comprobadamente perfeccionistas con y en sus actividades personales y profesionales ... y probadamente ... exigentes con la selección de sus amigos ... así reza la literatura respectiva ... en la senda de dicho discurso, óptica e instrumento ... Charlie no podía ser la excepción ... recordemos que desde niño se ocupó del piano y lo adoptó como parte de su proyecto de vida, como sifón bendito espiritual y como solaz atemporal de su alma ... su sangre ítalo-boricua siempre expresiva, extrovertida y especial encontró su idóneo alto-parlante: el Piano ... lo estudiaba con ahínco, lo trataba con amor y lo disfrutaba con fruición ... ello provocó que a sus cortos años ya lo considerasen un afortunado, un extraordinario y como no... un prodigio en el arte musical. 


Y como correspondía a un prodigio, siempre estuvo en las ligas mayores ... como pasar por alto que mucho antes de cumplir los 20 años ya pertenecía a una de las incubadoras musicales más importantes del mundo: El Conjunto de Johnny SeguíLOS DANDIES DEL 42; donde jovencísimo nuestro Charlie alternó con Willie Rosario (Mr. Afinque), con Yayo El Indio (uno de los cantantes y coristas mas afamados universalmente) y otros músicos más ... a ese mismo conjunto musical (recordemos que al “ciego maravilloso” le debemos la creación, construcción y ensamblaje genial del Conjunto que se respeta hasta la fecha) pertenecieron su hermano Eddie, el genial Mongo Santamaría(autor de los clásicos “Afroblue” y “Watermelon man” con la imperecedera risa de La Lupe, entre otras proezas), el eficiente timbalero Willie Bobo (el mismo que acompañó al genial Cal Tjader obelisco del Latin Jazz), Pellín Rodríguez (mítico cantante de los“mulatos del sabor” y con Andy Montánez constituyeron el támden más valioso en la interpretación de boleros), Pompo, Julito Sahan y Pete Bonet. Charlie Palmieri fue cubierto tempranamente con la capa granate de los afortunados, fue orlado con la aureola de los exitosos y fue tocado con la borla de los triunfadores. Con Johnny Seguí sentó reales en los mas encumbrados escenarios musicales de New York como el legendario “Palladium”, “Bronx Casino”, “El Club Caborrojeño”, “El Teatro Hispano” por ende ... nuestro Charlie compartió tarima con los dioses del Olimpo Afro-latino: Machito, Tito Rodríguez, Tito Puente.


Con esos pergaminos ... fácil era augurar la foja auspiciosa que se le abría a Charlie ... durante los estertores la II Guerra Mundial ya incursionaba con todo derecho en la Big Band de Osario Selasie, y rápidamente pasó a dirigir la orquesta del Jack Park Show, además de integrar la orquesta de Pupi Campos. Posteriormente blandía la batuta en la Orquesta Ritmo Tropical ... ya se evidenciaba nítidamente la limpia calidad técnica, melodía exquisita y señorío en la expresión musical ... esas habilidades, calidades y virtudes que lo adornaban provocó (cosa extraordinaria¡¡¡) que la cofradía de eximios pianistas de la orgullosa, poderosa y elevada Nueva York lo declarase uno de lo suyos ... el gran Noro Morales que en esa época ya gozaba de gran predicamento, fama y prestigio admitió ser dirigido musicalmente por Charlie ... igualmente accedieron a la dirección musical del “Gigante de las Blancas y las Negras” Pupi Campos, Rafael Muñoz, Tito Puente (en esa circunstancia, el joven músico Tito Puente, gran innovador genial a quien se le debe haber introducido el timbal y el vibráfono al jazz afro-cubano o latin jazz, había dejado la marina con un reconocimiento presidencial al término de la conflagración bélica mundial), Xavier Cugat y Moncho Usera ... alguna duda sobre la calidad musical de Charlie???


Era evidente que el destino le había deparado ser un Primado del género musical que nos concita (y por ello en la viña del señor encontró iniquidades, incomprensiones, indiferencias e envidias) no olvidar que en el orto de los maravillosos 50´como tenía que ser, Charlie grabó como líder de su grupo de Latin Jazz “El Fantástico Charlie Palmieri”, en 1951 grabó con Tito Puente la placa “Tito Puente at the Wibes and his Rhythm Quartet”, Vol VI. Conformó grupo musical también con Israel López “Cachao” (auténtico padre del mambo conjuntamente con su hermano Orestes, quienes creaban 25 composiciones semanales y sumaban más de 3,000 temas musicales), con Tito Puente, y Miguelito Valdés (Mr. Babalú, el mismo que trajo a Luciano Pozo “Chano” a los EE.UU.) como cantante.


Como corresponde a un primado ... le debemos a Charlie que la flauta obtuviera carta de ciudadanía en el ambiente musical de la época ... los que introdujeron dicho instrumento en New York fueron Gilberto Valdés y el famoso José Fajardo. A la sazón la charanga era el boom del momento y a la sazón Charlie constituyó su prestigiosa y popular Charanga Duboney (con la cual grabó mas de 30 discos y fue la más famosa, modélica e importante del momento, llevando de nuevo a la escena musical a Fajardo, Pupi Legarreta, Belisario López y Alberto Socarrás), con cuatro violines, flauta (Johnny Pacheco) y en la voz al excelente cantante Vitín Avilés (“La Hija de Lola”), la Orquesta Aragón era el modelo de la época.


No está demás precisar que en la época se confundía mucho charanga con pachanga..., charanga era el ensamblaje musical, la estructura orquestal con violines y flauta de rigor, pero la pachanga era el producto musical, era el ritmo, el sabor creado ... el gran Joe Quijano fue el eximio amo y señor del ritmo de la Pachanga con su Conjunto Cachana (1960) bajo la dirección musical de Charlie. En ese contexto crearon el solicitado tema “La Pachanga se Baila Así”. Este mencionado tema zanjó las disputas, como se recuerda, pedagógicamente el coro con fines aclaratorios dice:
 "esta orquesta no es charanga toca el ritmo de pachanga".


Johnny Pacheco (Juan Zacarias Pacheco) fue hallado por Charlie en 1959 tocando flauta en el Monte Carlo Ballroom de New York con la banda del cantante y compositor Dioris Valladares (éste último sería su cantante en los posteriores álbumes “The Alegre All-Stars”). No olvidar que el debut discográfico del “Zorro Plateado” sólo se da bajo la dirección de Charlie en 1960 vía el álbum “Let's Dance The Charanga!” con la charanga La Duboney y con el sello United Artists. Dicho álbum fue reeditado como “Echoes Of An Era”. Volvemos a repetir, para que quede absolutamente claro ... la primera grabación discográfica del “Zorro Plateado” fue con Charlie Palmieri.


Respetando la calidad, prestigio y cientificidad del conocido musicólogo e historiador Max Salazar, nos remitimos a su famoso artículo: “'Remembering Charlie Palmieri” (1989) donde refiere que ... debido a los múltiples requerimientos para presentaciones de su orquesta, ello obligó a Charlie a dividir la misma para poder cumplir con los contratos ... pero ello no trajo un saldo positivo, por lo tanto cuando Charlie decide dirigir personalmente todas las presentaciones de la “Charanga Duboney” ... Johnny Pacheco no estuvo de acuerdo con ello y decide crear su propia orquesta "Pacheco y su Charanga”. A partir de esa circunstancia las relaciones entre Charlie y Pacheco ... no fueron las mejores. Corría 1961 y Pacheco ejecutó la flauta en el primogénito álbum y primera descarga de la Alegre All-Stars donde participaron el maestro ´Kako´ (Francisco Angel Bastard, el mismo que hacia coros con Ismael Rivera en los años aurorales), el maestro del saxo José Chombo Silva, el gran trombón Barry Rogers (posteriormente integrante de “La Perfecta” de Eddie Palmieri, y luego estrella de Fania) y el famoso bajista Bobby Rodríguez (quien grabará posteriormente con su banda en vivo la presentación de Héctor Lavoe), cantaban Yayo el Indio, Dioris Valladares y Rudy Calzado (Pedro Manuel Calzado). Al publicitarse dicho álbum, Al Santiago (creador del sello) designó –como no podía ser de otra forma— al maestro Charlie Palmieri como director de Alegre All-Stars, dicha decisión fue rechazada vivamente por Johnny Pacheco apartándose definitivamente de Alegre All-Stars.


No olvidar que el creador de la reunión de estrellas para grabar y descargar fue nuestro primado Charlie Palmieri ... posteriormente la Fania All Stars con la dirección financiera de Jerry Masucci (abogado judío fallecido en Argentina) y la dirección musical de Johnny Pacheco, copiaran esa modalidad. Masucci a la sazón era abogado de Pacheco y supo sacar provecho de las inquietudes musicales del momento, hizo firmar un documento a Johnny Pacheco sin que lo lea..., cuando falleció Masucci ... de la poderosa Fania All Stars ... no le correspondía absolutamente nada al “Zorro Plateado” que por cierto nunca convocó a Charlie. No gastaremos tinta ni pluma de ganso en explicarle amable lector lo que Ud., puede colegir fácilmente ... del porqué el nombre del genial Charlie Palmieri no aparecía continuamente en las marquesinas mediáticas de la época con la asiduidad que le correspondía.


Entre los 70s y los 80s Palmieri siempre creador, activo y fértil desplegaba un gran esfuerzo viajando continuamente entre Puerto Rico y Nueva York produciendo varios discos entre los cuáles nos legó el inolvidable, clásico e imperdible "La hija de Lola" en la voz magnífica del recientemente fallecido Vitín Avilés. En Nueva York, dirigía el Combo Gigante con perfilamiento jazzistico siendo una verdadera cátedra musical y donde toca también el original Jimmy Sabater (sí, el admirador de Tito Puente, el imprescindible integrante del Sexteto de Joe Cuba, y el alma de Son Boricua con José Mangual Jr.)


En compañía del mítico Cal TjaderCharlie fue un verdadero precursor, maestro y jerarca del Jazz Latino. En 1983 gozando de su cimera fortuna, prestigio y obra . . . un inesperado, artero y traidor ataque al corazón . . . que le desencadenó en apoplejía . . . lo dejó semiparalizado, siendo hospitalizado por seis semanas, desbarrancada nefastamente su brillante carrera. Le advirtieron que ... no va más ... para la música .... Charlie no se resignó ... regresó como los guerreros de pura cepa, limpia sangre e incólume nobleza ... un aciago Lunes 12 de septiembre de 1988 se fue a dirigir la estelar Big Band del Oriente Eterno


Loor a Charlie Palmieri !!! … siempre estaremos agradecidos por tu obra … vivirás en el eterno recuerdo que se guarda a los genios ... tu memoria siempre renacerá por siempre jamás.